martes, 10 de abril de 2018

RECLAMACION DE DEUDA TRAS CESION DE CREDITO

Comparto en esta entrada una mala práctica en reclamación de deuda que hemos detectado en Espacio Pangea Abogados y que estamos convencidos de que estará afectando a una pluralidad de personas.

Acude un cliente del despacho que ha recibido una demanda de juicio verbal en reclamación de una deuda que no es capaz de identificar. La demanda es interpuesta por una empresa LIMITE 24 S.L. la cual es una completa desconocida para el deudor. No es extraño dado que LIMITE 24 S.L. ha comprado un paquete de deudas a otra empresa, una práctica habitual en los últimos años. Lo cierto es que el supuesto deudor no sabe que deuda es, no tiene idea de que deba el dinero que se reclama y desde luego no tiene ni idea hasta ese momento de la existencia de LIMITE 24 S.L.

Lo que es habitual se convierte en inhabitual en este caso, dado que lo habitual es que las reclamaciones de deudas se realicen mediante un procedimiento monitorio pues si el deudor no se opone en el plazo de 20 días, se genera un proceso de ejecución sin necesidad de juicio. Como decía, aquí hay un matiz que me llama la atención inicialmente, no hay un procedimiento monitorio sino un juicio verbal directamente.

Lo normal es que el deudor ante la recepción de una demanda (sea de procedimiento monitorio o verbal) se encuentre desorientado, como digo no identifica la deuda que se le está reclamando y desconoce a quien le reclama. Suelen ser personas que además no les sobra el dinero, con lo cual tienen un freno a acudir a un abogado (espero que esta entrada pueda orientarles inicialmente y por eso te ruego difusion)

La ley de enjuiciamiento civil posibilita que las reclamaciones inferiores a 2000 euros en juicio verbal sean realizadas sin la necesidad de contar con abogado y procurador. Además también se pueden celebrar sin necesidad de que haya vista (juicio) y no tener que desplazarse de ciudad en ciudad. En esta situación empresas como LIMITE 24 S.L. tienen la capacidad organizativa y técnica de poder afrontar estos pleitos sin contar con abogado pero los demandados no la tienen, como la inmensa mayoría de ciudadanos. De este modo, interponen una demanda de juicio verbal a la espera de que el demandado no tenga capacidad de reacción ni económica para poder dar respuesta (contestación a la demanda) y ante la falta de respuesta confían en contar una sentencia estimatoria con la que posteriormente embargar (ejecutar) a los demandados.

En el caso concreto que hemos visto, ni siquiera se había aportado la documentación mínima exigible a la demanda. Contesté a la demanda con varios argumentos y este fue estimada obteniendo una sentencia estimatoria y favorable a mi cliente. De este modo, LIMITE 24 S.L. ya no podrá reclamar esa deuda. Pero puedo apostar a que si mi cliente no hace nada y no acude a Espacio Pangea Abogados, la sentencia seguramente hubiera sido distinta.

En este caso concreto por una pequeña cantidad económica, mi cliente ha evitado acabar embargado por una elevada cantidad de dinero.



En resumen:

* La práctica en este caso de LIMITE 24 S.L. abusa del usual desconocimiento de los ciudadanos de como defenderse y de su limitación económica para asesorarse con un abogado.

* En este caso, la demanda está incorrectamente planteada y se puede conseguir una sentencia estimatoria contra empresas de este tipo.

* Si el ciudadano no actúa se va a encontrar con un embargo por una importante cantidad, que será incrementada en fase de ejecución

* es aconsejable, previo estudio de la demanda y documentación que se acompaña, el oponerse a estas demandas para evitar una sentencia que condene al demandado.


Personalmente, con este caso he comprobado como la regulación de este tipo de juicios, posibilita una práctica abusiva que parte de la situación de preeminencia de estas empresas, que cuentan con personal y conocimientos para afrontar estos juicios verbales, situación que no tienen los ciudadanos que reciben demandas que muchas veces desconocen de donde viene la deuda, son deudas infladas o superiores a las que tuvieran en su día si las tenían y que no saben como actuar.

Si has recibido este tipo de reclamaciones podemos facilitarte como defenderte a un coste muy asumible, estés donde estés.

domingo, 8 de abril de 2018

ANGEL DOLADO JUSTICIA DE ARAGON

El Justicia de Aragón es el nombre histórico con el que actualmente se designa al defensor del pueblo autonómico conforme al Estatuto de Autonomía de Aragón. Tiene como misiones tanto el defender los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos en su relación con la administración como el defender el Estatuto de Autonomía y tutelar el ordenamiento jurídico aragonés.

El Justicia tiene una base histórica en el Reino medieval de Aragón como una figura que ejercía de mediador en las pugnas entre el Rey la nobleza. Era una institución importante y prestigiosa que pasó a ser juez dirimidor de las disputas entre los ciudadanos y el Rey.

El actual Justicia es Fernando García Vicente, desde 1998, estando actualmente en funciones tras tres mandatos. Para su renovación ha sido propuesto Angel Dolado, magistrado en ejercicio, por el partido político CHA habiendo recibido hasta ahora el apoyo de PSOE, Podemos y Ciudadanos. Quedando pendiente la definición de PAR y con la aparente oposición de PP. El Justicia ha de ser elegido en las Cortes de Aragón.

Conozco personalmente a Angel Dolado, al que le tengo un sincero aprecio. Ya en sus años como titular de un juzgado de primera instancia siempre aprecié (aunque no me diera la razón en los juicios ante él) una especial sensibilidad en la administración e impartición de la Justicia, además de un respeto al trabajo de los profesionales que allí comparecíamos.

Dicha sensibilidad también fue característica en el ejercicio de su función de juez decano de los juzgados de Zaragoza, con la puerta abierta a poder comentarle cualquier incidencia que precisara de su conocimiento precisamente con el objetivo de que se facilitara el ejercicio de los derechos de los ciudadanos.



Ha elevado siempre su voz en defensa de la independencia judicial, se ha mostrado sensible especialmente con temas de preocupación social como los desahucios, siempre abierto a participar y apoyar reivindicaciones que tuvieran como objetivo mejorar la administración de Justicia.

Además es un auténtico convencido de las bondades de la mediación y de como esta puede mejorar la Administración de Justicia, siendo miembro del grupo europeo de magistrados para la mediación GEMME.

Las anteriores cualidades que he reseñado desde mi conocimiento personal, me hacen pensar (junto a otros profesionales) que es un excelente candidato a ser nuestro próximo Justicia de Aragón, donde podrá desarrollar esa innata preocupación y sensibilidad que manifiesta  por el efectivo ejercicio de los derechos de los ciudadanos y la búsqueda de la Justicia Material.

Así que señores diputados de las Cortes de Aragón, aparquen su habitual proceder y alcancen una conveniente unanimidad en torno a esta candidatura y dennos a los ciudadanos de Aragón a quien será un excepcional Justicia.

domingo, 18 de marzo de 2018

AUTISMO Y PROCEDIMIENTOS JUDICIALES

Esta semana me ha tocado intervenir en dos procedimientos penales (uno de ellos de menores) con investigados autistas. Más allá de una mínima información sobre lo que es el autismo nunca había tenido una experiencia ni personal ni profesional con personas autistas. Esta semana lo primero que he aprendido es el gran desconocimiento que tenía yo mismo en relación al autismo y el de muchas de las personas con la que he tenido que intevenir.

Sí que hace unos pocos meses asistí a una sesión en el Colegio de Abogados sobre las personas con discapacidad en el marco del proceso judicial. Recuerdo como un discapacitado intelectual relataba su experiencia en el marco de un proceso penal y nos contaba como el que el proceso le atendiera como a cualquier otra persona sin discapacidad, el que no entendiera sus propias circunstancias, personales le había perjudicado y le había generado indefensión. También la importancia de que los abogados entendieramos las características especiales de estas personas para una mejor defensa.

El resumen de aquella sesión sobre barreras de acceso a la justicia es que las personas con discapacidad intelectual tienen dificultades de comprensión y de comunicación. Y por otra parte, las personas que intervienen con ellas en el marco del proceso tienen barreras derivadas de creencias equivocadas sobre ellos basadas en el modelo sociocultural. A ello hay que añadirles las barreras de los propios procedimientos judiciales, que son complejos y rigidos y no hay una formación especializada de los intervenientes en relación a cómo atender a personas con discapacidad intelectual.

Esta semana he podido comprobar la verdad de ese resumen: como se impone el procedimiento, que no se adapta a las especiales circunstancias de estas personas; como se mantiene un mismo tratamiento dado que es el investigado (y en el fondo pensamos que si está ahí algo malo habrá hecho). O como se les tiende a formular las preguntas (toma de declaración) como si fueran personas que no tienen una discapacidad e incluso a utilizar la misma retórica con complejas palabras para "explicarles" donde están.

Mi labor como abogado ha tenido que prestar más atención a atenuar estos aspectos, a utilizar palabras e ideas sencillas, a no ser técnico y a intentar utilizar personas de apoyo que puedan ayudar al discapacitado

He visto la importancia de que se efectúe sensibilización en los juzgados en relación a esta cuestión así como Formación para poder adaptar los procesos y la intervención en los mismos cuando hay personas discapacitadas.

También en el plano personal, quiero compartir que ha sido una semana de aprendizaje en relación al autismo, me ha llenado de energía el ver el cariño y amor de sus familiares para con ellos y de alguna manera he sentido que son seres humanos que transmiten algo muy especial.

lunes, 26 de febrero de 2018

¿UN TUIT DESAFORTUNADO?

Trabajo demasiado vaya eso por delante. Hoy de casualidad en el descanso del curso que doy sobre uso responsable de redes sociales para mujeres en la Casa de la Mujer me asomaba fugazmente a tuiter y me enteraba de una polémica que había afectado estos días a una gran profesional a la que aprecio, Lidia Zommer, polémica en relación a un tuit que puso hace unos días y que ha exorcizado en esta entrada de su blog donde está todo explicado "un tuit desafortunado"

Para el lector ajeno al mundo jurídico explicar que el santo de los juristas (el colegio de abogados de Zaragoza tiene otro santo, San Ivo) y del Colegio de Barcelona es San Raimundo de Peñafort. Lidia, dio junto a otros integrantes de Inkietos una jornada de formación en el Colegio de Abogados de Barcelona que esos días festejaba a su patrón. A su regreso en el aeropuerto y curioseando sobre la figura histórica de Raimundo de Peñafort descubrió que fue un inquisidor y el valedor de la instauración de la antigua inquisición, primera inquisicion o inquisición medieval en la Corona de Aragón. Sorprendida porque un colectivo, el de los abogados aunque como digo es patrón de los juristas, tuviera como santa referencia a un inquisidor tuiteó su perplejidad. Y parece ser que se montó un cristo. Digo parece ser porque como trabajo demasiado la polémica pasó desapercibida para mi hasta hoy.

¿Pero podemos decir que fue un tuit desafortunado? No sé si por racionalidad (suelo tener poca), intuición y mi natural estado de llevar la contraria considero que de desafortunado nada.

En primer lugar, porque me ha servido para indagar sobre la figura histórica del tal Raimundo. Para mi San Raimundo en mis tiempos universitarios era un día festivo que además acumulabamos a la local de San Valero, lo cual hacía que el santo me cayera simpático, Mis recuerdos al respecto son un acto con insuficientes canapés y demasiados universitarios a la caza de la croqueta, una enseñanza vital de un universitario con más experiencia "hay que ponerse en la mesa del Decano que esos se cortan de comer canapés y tocan a más" y una fiesta nocturna en el Centro Cívico Delicias donde un amigo se cogió una de las mayores borracheras de su vida. Con ese bagaje cultural a mis espaldas, y sabiendo la polémica se me ha despertado la curiosidad y he aprendido sobre el santo en cuestión. Teniendo en cuenta que tras casi 30 años desde que empecé la carrera y siendo que el santo da nombre al lameculismo digo a las medallas más importantes del gremio ha sido ahora cuando he aprendido quien era ese señor, el veredicto en este apartado es de: Punto para Lidia.



Resulta además que el fulano en cuestión era inquisidor. Y dado que Lidia incide en su artículo en su vertiente histórica (recomiendo al lector el indagar en cual fue la razón de la creación de la inquisición por el fundador de los dominicos, orden a la que perteneció San Raimundo de Peñafort, pues he desistido de hacerlo yo mismo para no alargar innecesariamente el post) lo que pienso es que quizás la anacronía surja, no ya de la existencia de los Santos, cada cual con su sentimiento religioso, sino de que la fiesta o celebración de un colectivo, especialmente como es el de los juristas o el de los abogados, pase por el reconocimiento de este tipo de figuras que nada tienen que ver con el sentir ordinario y mayoritario de los integrantes del mismo. Y la falta de sincronía es llevada al cuadrado cuando como bien señala Lidia en su tuit, las características de la figura histórica en cuestión no cuadran con las características del gremio en cuestión. Quedo a la espera de que alguien me amplíe el conocimiento de la figura y me de argumentos que justifiquen tal honor.

Se une además a que Lidia se limitó a expresar lo que sentía sin que nada en su tuit aparezca objetivamente como descortés, insultante o falto de respcto. Recordemos precisamente la polémica que se dió en el acto oficial en el discurso del president del parlament y que debemos de revisar como reaccionamos ante comentarios y símbolos religiosos. ¿de verdad en el Siglo XXI no podemos reflexionar tranquilamente sobre nuestras festividades y referencias colectivas o trasladar debates que están en la calle?

Pero siendo malévolo, no creo que el tuit sea desafortunado por lo que voy a decir a continuación. Hace ya años, en aquellos tiempos en que sí que se podía discrepar y disentir públicamente en tuiter de lo que opinaba otro tuitero, disentí de Lidia en relación a un artículo que publicó en su blog y en el que defendía la conveniencia de no posicionarse en temas polémicos. Estoy convencido que como buena profesional que es, Lidia siguió su consejo y no pensaba que estuviera tuiteando sobre algo polémico al decir lo que dijo y que la polémica le estalló sin querer. Pero seguro, que ha paladeado el dulce sabor de decir lo que piensas por mucho que te afee la conducta algún "ofendidito" que otro. Pues como dice en su reciente artículo, los principios son lo primero.

Y ya de propina, también le estoy agradecido por decir el término histórico correcto de "Corona de Aragón" que seguro que ofendió a más de un ofendidito :)

sábado, 17 de febrero de 2018

INNOVACION TECNOLOGICA Y ABOGACIA

Ayer viernes se realizó una sesión a cargo de José María Fernandez Comas de Derecho Práctico para Wolter Kluwers y el colegio de abogados de Zaragoza en la que bajo el título de Inteligencia Artificial y abogacía se hizo una exposición de las realidades tecnológicas que influyen actualmente en la profesión dirigido a una reflexión sobre esta materia.

Precisamente esta semana había tenido una conversación telefónica con Javier Segura fundador de Lawyou Legal una interesante iniciativa que genera comunidad entre pequeños y medianos despachos. Entre muchos temas de los que tratamos en esa conversación fue el de que los Colegios de Abogados deberían de organizar sesiones (de este tipo o de otro) para que sus miembros tuvieran conocimiento de hacia donde va el sector e incorporar aspectos de gestión en el sector legal. Así que no podía faltar a esa charla donde estarían entre unos 40 y 50 asistentes de más de 3000 colegiados. Hablando antes de la sesión con el ponente, me decía que la media de asistencia a estas sesiones que ha realizado en otros colegios de abogados era similar o inferior. No deja de ser curioso cómo en un momento de cambio del sector de la abogacía los abogados dan la espalda a cualquier información al respecto.

Como digo la sesión fue un recorrido por la situación actual, ni siquiera se llegó a incidir mas allá de una mención en lo que muchos señalan como una nueva revolución tecnológica: blockchain, y se habló entre otras cosas de inteligencia artificial (más bien software predictivo y machine learning) y chatbots legales, entre otras cosas.



Recogiendo el guante que me lanzó José María Fernandez durante su charla al elogiar un pequeño pero incipiente ecosistema de abogacía digital en Zaragoza entre los cuales me incluyó junto a mi despacho Espacio Pangea, sobre todo por mi participación en el Hack the Justice y el proyecto legaltech de Quierete Viva, expresé que si bien siempre que hablamos de innovación tecnológica en la abogacía se habla sobre gestión, market places y servicios legales prestados a través de herramientas informáticas, para mi la amenaza fundalmental para el sector y que sigue sin observar es que los abogados perdemos el monopolio de la prestación de servicios jurídicos y la entrada de financiación a proyectos que presten servicios legales. El abogado está muy cómodo en una situación que cree controlar con la ley de acceso a la abogacía, pero el mercado de los servicios legales va a verse colonizado con otros prestadores de servicios y esto lo va a favorecer la tecnología.

En estas circunstancias:

- ¿qué hace el sector (abogados)?
- ¿qué hacen las instituciones colegiales?
- ¿cual va a ser la respuesta? ¿será rápida?

Mi opinión como expresaba en mi intervención en BBrainers la cual resumiré en este blog, es que uno de los retos del sector es la adaptación y ademas de manera colaborativa. Y ahí estamos en Espacio Pangea iniciando un proyecto que cumple ambos criterios, adaptación a este nuevo escenario que apunto y ejecución colaborativa del mismo. Espero más pronto que tarde dar cumplidas noticias del mismo.

Por último, agradecer a José María Fernandez Comas su buena consideración para este humilde profesional y la idea de despacho de abogados que supone Espacio Pangea, y su mención en la ponencia como ejemplo de innovación en el sector legal.

jueves, 15 de febrero de 2018

ABOGADOS Y REDES SOCIALES

El pasado 26 de enero en Espacio Pangea Abogados hicimos uno de nuestros encuentros de profesionales teniendo esta vez como temáticas las manidas redes sociales y los abogados, dado que algunos pensamos que se está dando una excesiva importancia a las mismas a la hora de realizar acciones de marketing.

Como en tantas ocasiones el ambiente que se generó fue cómodo y distendido, entre un grupo heterogeneo dado que había tanto abogados como especialistas en marketing (Alfredo Cortés) y en redes y reputación como el caso de Instagram (Pablo Martin). En este caso el conductor, aunque se nos desvió en alguna ocasión, fue nuevamente Rubén Vazquez abogado digital y también bloguero.

En la conversación pudimos apreciar como fueron diferentes los motivos que a cada uno de los asistentes les acercó a las redes sociales y también como el uso y objetivos por parte de los mismos, habiendo pasado fases de enamoramiento y desencantamiento, si bien mayoritariamente se tenían y percibían sensaciones positivas y beneficiosas del uso de las mismas.



Aparecieron ideas como un cierto hartazgo ante el abuso de la marca personal y la falta de transparencia (vendehumos) y cierto inmovilismo en los perfiles, sin que haya frescura en las intervenciones.

Quizás la reflexión más importante antes de que tuvieramos que interrumpir el encuentro por cuestiones ajenas a nuestra voluntad, era la conveniencia de que fueramos adaptando nuestra comunciación y pasando a la imagen y al video, unos canales de comunicación que nos resultan costosos y esforzados a los profesionales del derecho quizás por no estar habituados a los mismos y no sentirnos cómodos en dicha comunicación.

Uno de los retos fundamentales a los que nos abocamos los profesionales del derecho, que va a ser adaptarnos a nuevas formas de comunicación que pensamos que no tienen nada que ver con nosotros.

martes, 13 de febrero de 2018

FIN DE SEMANA BBRAINERS

Pasado el fin de semana bbrainers, una experiencia jurídica de conocimiento compartido, y ya de vuelta en Zaragoza y aterrizado en Espacio Pangea Abogados toca hacer un resumen de lo ocurrido. En otra entrada del blog recogeré las ideas que me llevo para su aplicación en mi despacho y destinaré otra entrada a hacer un resumen de lo que fue mi intervención como ponente en el evento, tal y como explicaba en esta otra entrada.

La crónica como tal debe iniciarse diciendo que mi semana ha sido auténticamente "legaltech", el martes comiendo con una de las integrantes con otra de las ganadoras del hackathon Hack the justice "Bot myself" me hacían una propuesta que difícilmente podía rechazar así que iniciaremos una andadura desde Espacio Pangea Abogados con ellos en el desarrollo de una legaltech relacionado con prestar servicios legales con ayuda de chatbot, pero esto es algo que ya iré avanzando a su debido tiempo. El viernes yendo a Madrid, haciendo blablacar como conductor, coincidió que uno de mis pasajeros está en el mundo tech y de la blockchain y la conversación giró mucho tiempo al respecto de estas cuestiones. Y precisamente mi intervención como ponente en Bbrainers tenía que ver con el legaltech. Y algunos de los asistentes con los que hablé se mostraron interesados por colaborar profesionalmente y estar al tanto con los planes de desarrollo en ese sentido de Espacio Pangea. Así que digamos que para mi, la asistencia a Bbrainers fue de reforzamiento en el camino emprendido y como diría mi socia "todo pasa por algo" y "el universo te está mandando un mensaje", así que fue un un avituallamiento en argot ciclista, sobre todo en el ámbito de motivación. 

Pero yendo a la crónica del evento, muy resumida como digo, el viernes fue un día de encuentro tanto entre desconocidos como con otros participantes a los cuales ya conocía por medio de las redes sociales pero que no tenía el placer de conocer personalmente y pude hacer allí, así como con otros que sí que conocía ya con anterioridad, con los cuales fue el placer del reencuentro.



El sábado se desarrollaron dos mesas redondas por la mañana, en la primera de las cuales aparecieron conceptos de gestión y marketing, aspectos institucionales, retos del futuro y otros, así como una mesa posterior (donde yo estaba como ponente) sobre cuestiones de carácter social relacionado con la justicia. Por la tarde, gestión del cambio y design thinking, para el domingo por la mañana unas interesantes ponencias sobre la situación actual en el acceso a la profesión, gestión de confianza en el cliente y aspectos de derecho colaborativo.

Hubo una especial sintonía (no en vano una de las sesiones a cargo de Cesc Dominguez fue sobre esta cuestión) entre los ponentes y entre ellos y los asistentes. Se notó en la dinámica y desarrollo de las mesas redondas, las ganas de intervenir de los asistentes, las conversaciones paralelas que surgían y los muy interesantes momentos compartidos ya en la hora de cierre por los resistentes a irnos a dormir.

Independientemente de que como digo entraré en detalles en otra entrada del blog, las mesas redondas resultaron bastante interesantes tanto por la homogeneidad de la primera como la heterogeneidad de la segunda en la cual intervine. Me quedo también con las enhorabuenas recogidas sobre mi intervención, fueron muchos asistentes los que se acercaron a decirme que les había gustado mi exposición y que les había hecho reflexionar.


Un viíeo en el que explico por qué acudí a Bbrainers


Bbrainers también me sirvió para conocer con más profundidad y en otra dimensión a algunos participantes en particular, gracias a esa parte de convivencia, pongo como ejemplo a Sonia Gumpert ex-decana de Madrid o a Donna Alcalá la youtuber legal por excelencia. A poder corrobar las buenas sensaciones que me transmitían Raul Herrera o Ana Clara Belio a través de tuiter. A conocer a auténticos desconocidos de los que me llevó un grato recuerdo como Carlos o Javier. A reirme mucho con Paloma Llaneza incluso en su modo Hercules Poirot. Y naturalmente a muchos otros, pues es imposible mencionar a todos.

Vino también una nutrida representación maña, pero de ellos ya hablaré en otro momento pues en Espacio Pangea Abogados estamos programando uno de nuestros habituales encuentros de comunidad de profesionales con los asistentes a Bbrainers para que puedan compartir sus experiencias, ver que ideas les parecieron más interesantes y continuar compartiendo con quienes no pudieron asistir. ¿Te animas a venir? 

Finalizaré agradeciendo a Delia Rodriguez que contara conmigo como ponente y a ella, a Andrés de Todojuristas y al resto de esforzados organizadores, su esfuerzo y buena voluntad y el cariño demostrado.

domingo, 4 de febrero de 2018

20 AÑOS DE ABOGADO

Casualmente, más bien por torpeza, pues intentaba aclararme en la nefasta interfaz del SIGA accedí a mi ficha de censo como abogado y ya que estaba decidí ver mi antiguedad de ejercicio comprobando (esto fue hace un mes más o menos) que el 22 de enero de 2018 cumplía 20 años como abogado en ejercicio. No reaccioné en modo alguno ni recuerdo ninguna emoción especial identificable. La sensación fue bastante anodina y desde entonces ha variado poco. 

Hasta tal punto el hecho me inspiraba poco o nada que hice una encuesta en tuiter para ver como esa fecha (creo que a estos efectos son números simbólicos pues poca diferencia hay con 19 o 23) era recibida por otros profesionales y como la vivirían ellos. Este tipo de fechas y además en enero deberían llevar a una especie de reexamen personal y reflexión vital, aunque creo que por mi estado anímico actual si me pinchan no sangro, o pocas cosas hay que me saquen de cierto inmovilismo personal.

Pero fuera de estas sensaciones (de hecho no he celebrado tal fecha ni tengo especiales ganas de hacerlo) lo cierto es que 20 años en el ejercicio dan para muchas vivencias, he pasado por muchas fases y he tenido diferentes objetivos y sensaciones profesionales. No son iguales las vivencias de quien empieza y los retos y lo que se entiende por objetivos varían mucho de unas personas a otras. Sí que es cierto que de algún modo los retos que me ido poniendo los he ido cumpliendo, quizás no eran demasiado ambiciosos o quizás los retos son simplemente algo con más enjundia mientras no los consigues que cuando los alcanzas. Lo cierto es que cada vez que he conseguido algo he pensado que no era para tanto y enseguida me he puesto a pensar en otras cosas que me apetecen hacer.



Al fin y al cabo somos personas distintas y vivimos las cosas de maneras distintas. Siempre he sido un culo inquieto y me ha gustado poco permanecer estable en posiciones conseguidas. Como digo 20 años dan para muchas historias así que con el permiso del lector fiel, me he puesto como objetivo contar algunas de ellas durante este año, así en plan abuelo cebolleta y tal y de paso me facilita el escribir entradas y dar visa al blog :)

Habrá quien al leer alguna de ellas piense que busco satisfacer mi ego. No está entre mis objetivos, pero quien así piensa no lo hace por inteligencia sino  por otros motivos y desde luego algunas puede que sorprendan, no está entre mis objetivos seguir un orden concreto ni cronológico (aunque supongo que al principio lo haré pues me facilitará el escribir), sino más bien cuando me acuerde de ellas y por la razón que sea me apetezca contarlas, supongo que unas llevarán a otras y otras, como no, quedarán sin contarse.

miércoles, 31 de enero de 2018

¿DEBE UN ABOGADO APRENDER A PROGRAMAR?

A raíz de este artículo titulado "si quieres ser jurista aprende a programar" surgieron diferentes opiniones en Tuiter al respecto. La pregunta tal y como está formulada debe ser respondida con una negación, de momento, un abogado no debe aprender a programar. Un abogado debe conocer Derecho, aunque esta afirmación también debe ponerse en cuarentena, conozco abogados que parece que no sepan Derecho y cuantos más años de ejercicio echo a la mochila (veinte ya) me da la sensación de que menos Derecho conozco aunque esta es otra cuestión.

El artículo en cuestión incide en novedades que ya he comentado en otras entradas del blog y que desde luego se dan en un presente (no futuro) de la abogacía y en cada vez más campos de la misma. Así los contratos inteligentes o smart contracts cada vez están más presentes pero el artículo como tal tiene amplias exageraciones como su inicio diciendo que pronto no hará falta ir a un notario para "validar" un contrato. Esta es una de las primeras cuestiones a matizar del artículo, para que se den escenarios como los que en el se plantean se habrán de conjugar dos factores, uno un escenario tecnológico que ya tenemos y otro un escenario legal que no tenemos, es decir, que se deberán dar necesarias modificaciones legislativas. Así, podríamos tener un contrato inteligente en una cerradura que comprobado que no se ha pagado la renta denegara el acceso a la vivienda pero para que pudieran dar efectos legales válidos a esta cerradura debería modificarse la ley de arrendamientos urbanos y el procedimiento de desahucio.

En este sentido un jurista ha de entender el cambio que viene por la cada vez mayor importancia del código y de los efectos de los cambios tecnológicos. Pero esto es algo que ya decía Lessig hace tiempo en su obra el Código y otras leyes del ciberespacio sin que hayan desaparecido juristas ni leyes, y así como cada vez tiene más importancia el código (vease como lexnet afecta al ejercicio de derechos sin que el Consejo General de la Abogacía ponga el grito en el cielo y se haya convertido en un silente cómplice) un probable escenario cercano sea el de equipos multidisciplinares de técnicos en derecho y técnicos en informática para lo que es necesario entender el código y la programación que es distinto a saber programar y sobre todo va a ser importante que esos técnicos tengan habilidades para entenderse y comunicar entre ellos.

También quedarán reductos muy reticentes al cambio y a la incorporación de estas herramientas tecnológicas, escenarios con los que también habrá que lidiar.

Sí que veo un importante escenario a corto plazo en el legaltech entendido como tecnología que aporte soluciones jurídicas, y mi reciente experiencia en el hackathon "hack the Justice" me indica tanto la importancia de ese escenario como el todavía camino por recorrer por muchos profesionales y sobre todo la necesidad de saber como recorrer ese camino de manera eficiente.



Así que no, no es obligatorio que sepas programar ni van a desaparecer los juristas que no sepan programar. Pero sí es importante que se vayan entrenando habilidades y competencias:

- entender la tecnología que viene
- entender la programación
- entender como hacerte entender con ingenieros
- entender como transformar soluciones jurídicas en herramientas tecnológicas

En definitiva, el abogado (jurista actual) no debe aprende a programar pero sí debe aprender a abrir su mente y pensar de una manera diferente a como hasta ahora entiende el derecho y el ejercicio y práctica del mismo. Y en ese sentido creo muy importante, trabajar poco a poco y sin descanso. Y no dejarte arrastrar por burbujas, falsos expertos ni vendehumos de todo tipo.

jueves, 25 de enero de 2018

PARTICIPACION EN BBRAINERS

El fin de semana del 10 y 11 de febrero, se celebra por iniciativa de Vestalia Asociados y Delia Rodríguez un encuentro jurídico diferente bbrainers

En un entorno rural en la sierra de Madrid. durante ese fin de semana se ha diseñado un programa dirigido a la reflexión colectiva sobre cuestiones relacionadas con el sector jurídico como los retos actuales, innovación, marketing y otras cuestiones de actualidad, con diferentes formatos pasando de sesiones a mesas redondas. Un programa dinámico y que seguro genera participación y aprendizaje.

He de agradecer a Delia que contara conmigo como ponente para una mesa redonda titulada "Retos Abogacía y sociedad" espero estar a la altura y aportar, dado que en el programa hay personas a las que tengo muchas ganas de escuchar y que verdaderamente saben de lo que hablan.



Me parece un formato novedoso e interesante que seguro es un éxito y veremos más veces en el futuro. Y me sorprendió que va una nutrida representación de juristas de Zaragoza, así que te animo a que te apuntes y participes. Creo que lo aprenderemos y lo pasaremos bien.

No puedo olvidar la otra vertiente que va a tener Bbrainers para mi, que va a ser la oportunidad de compartir espacio y tiempo con algunos ya amigos, con otras personas con las que tengo bastante relación a través de las redes sociales y que todavía no nos conocemos personalmente y con otras poquitas personas que tengo la intuición (certeza) de que no me tragan mucho jajaj

Bueno, en todo caso prometo portarme bien, o no que al fin y al cabo es carnaval :)

Daré crónica del desarrollo de #Bbrainers en el blog (aquí tienes la entrada con la crónica de Bbrainers)

miércoles, 17 de enero de 2018

CURSO `PARA MUJERES DE SEGURIDAD EN REDES SOCIALES

De febrero a Mayo de 2018 impartiré en la Casa de la Mujer de Zaragoza dentro de su programación de cursos formativos un curso titulado "SEGURIDAD Y EMPODERAMIENTO EN LA RED" que está diseñado para aprender a moverse seguras en las redes sociales y evitar y saber como actuar ante situaciones de ciberdelitos como acoso, sexting, violencia de género, etc. Añadiendo a las mínimas nociones sobre las redes sociales y la ciberseguridad en las mismas, consejos sobre protección o qué implica una denuncia. En definitiva saber donde se mueve una, que situaciones nos podemos encontrar y como actuar ante las mismas.

Se impartirá los lunes de 18:00 a 20:00 en las instalaciones de la Casa de la Mujer en Don Juan de Aragón, 2 del 19 de febrero al 7 de mayo de 2018. La inscripción tanto presencial u online los días 30 y 31 de enero.

Os animo a apuntaros y difundir el mismo. Las plazas son limitadas (20) y se cubren por sorteo si hay más solicitudes que plazas.

Creo que es importante dotarnos de estos conocimientos ante el aumento de situaciones de acoso y abusos en las redes sociales, y trataré de ser didáctico y entendible, fomentando la participación y haciendo clases dinámicas.



CONTENIDOS
  • Uso responsable de redes sociales. Ciberseguridad. Derecho a la intimidad.
  • Ciberdelitos: acoso y suplantacion de identidad
  • Ciberdelitos: sexting y difusion de imágenes no consentidas.
  • Violencia de genero en redes sociales. Proteccion a la victima
  • Proteccion policial y legal.
  • Acciones positivas de reputacion cuando somos victimas de conductas en redes sociales
  • Redes sociales desde la perspectiva profesional y laboral. Redes sociales como herramienta de igualdad, empoderamiento y participacion
  • Big data y privacidad en las relaciones sociales telematicas. La proteccion de los datos personales

INSCRIPCION

Casa de la Mujer
C/ Don Juan de Aragón, 2 - Teléfono: 976 726040 - Fax: 976 726041, 726042
Del 30 al 31 de Enero de 2018

Requisitos:  Mujeres. Nivel usuarias en redes sociales.

Horario de la inscripción:
Presencial de 9 a 13h. y de 17 a 19h.
On line de las 9h. del día 30 a las 24h. del día 31

martes, 9 de enero de 2018

LAS ENTRADAS MAS VISITADAS DE 2017

Recopilo las entradas más visitadas de 2017. En el 2016 las temáticas más visitadas fueron las relacionadas con Lexnet y con el turno de oficio. En este año han sido:

1. En primer lugar y siendo lo que viene a ser un auténtico viral, pues acumula aproximadamente un tercio de todas las visitas del 2016, una críticas a unas feas palabras hacia los abogados de Margarita Robles. Ha sido la entrada más visitada del blog en todos sus años de vida.

2. También con notable número de visitas, al ser la séptima entrada del blog más visitada en toda su historia, una crítica al procedimiento para recuperación de cláusulas suelo, que como se ve un año después fue un procedimiento fallido por todo lo que indico en dicha entrada.

3. La tercera entrada más visitada también ha sido un de las más visitadas de la historia de este humilde blog, la octava, y es una historia real sobre una víctima de violencia de género

4. En cuarto lugar una entrada divulgativa para explicar la absolución de la infanta Cristina en el caso Noos

5. Por último una entrada en la que me desahogaba ante los reiterados problemas que nos genera Lexnet

Siempre hago una reflexión sobre los datos que indican cuales han sido las entradas más visitadas. Curiosamente hace poco contaba en esta entrada como durante este año 2016 ha bajado mucho la cantidad de entradas que he publicado. Paradójicamente tres de esas entradas están en el top ten de las más vista del blog y hay que tener en cuenta que las más antiguas tienen la oportunidad de acumular visitas durante los años precedentes, así que de algún modo escribiendo menos, lo publicado ha tenido un mayor alcance, en un momento en el que sinceramente creo que se lee menos lo publicado en blogs.

Esto de algún modo me hace no agobiarme con la publicacion y frecuencia de las entradas y ponerme como objetivo para el año que estamos el incrementar la difusión de las mismas.

Veremos que nos depara este año.

viernes, 5 de enero de 2018

DE LOS QUE DEFIENDEN DERECHOS Y DE SUS PENAS

Estoy convencido que si le preguntasemos a licenciados en Derecho por libros jurídicos que leyeron durante la carrera y de alguna manera les marcaron, muchos dirían que "De los delitos y las penas" de Beccaria. Es una obra de 1764 pero que asienta muchos principios del derecho moderno, fundamentalmente del derecho penal, y cosas tan revolucionarias en su momento como que los procedimientos no se sustentasen en la tortura, que los delitos estuvieran fijados previamente así como las penas a imponer y que no quedaran al arbitrio del juez, que fueran proporcionales al delito cometido, que son mejores las penas leves a la graves sobretodo si son impuestas con proximidad a la comisión del delito, etc.

Estos días tras el último crimen mediático (caso Diana Quer) y leyendo furibundas y aberrantes expresiones en redes sociales, me imaginaba qué sentiría Beccaria si pudiera por unos instantes haberse trasladado de aquel siglo XVIII al siglo XXI. Me lo imagino extasiado ante la idea pensando que una sociedad más evolucionada y avanzada estaría alejada de aquella del Antiguo Régimen que entendía las ejecuciones como un acto social al que acudía por diversión y probablemente volvería con la cabeza gacha a su siglo y con muchas cosas a reflexionar.

Ciertamente el derecho penal y los procesos penales avanzan y son muy diferentes, pero leídas esas manifestaciones a que hago expresión parece bastante probable que no se lincha, que no se tortura, que no se condena sin un juicio previo, porque no se puede legalmente y que si se plantearan plebiscitariamente muchas reformas para volver a prácticas que se realizaban siglos (o décadas atrás) muy probablemente la mayoría de mis conciudadanos votarían a favor.

Si un Cesare Beccaria tratara de exponer ahora sus ideas en redes sociales, como lo hizo en su libro, recibiría todo tipo de furibundas contestaciones, se le señalaría estigmatizandolo y se le acusaría de connivente con la violencia de género, las agresiones sexuales y cualquier otro tipo de barbaridad similar.



En este escenario en el que nos movemos se elevan pocas voces que intentan aportar esos mínimos de sensatez que se identifican con construcción de derechos fundamentales y principios del derecho (no hablamos de peticiones estrambóticas o estrafalarias), aunque por experiencia propia digo que va por fases (a veces apetece quedarse al margen y no exponerse a según que respuestas) y en las redes sociales impera la llamada espiral del silencio por la cual los individuos adaptan su discurso al predominante y no discrepan del mismo.

Si hay un silencio verdaderamente reprochable en la defensa de conceptos como las garantías procesales penales, la presunción de inocencia y la labor de los abogados de defensa, es la de las instituciones, en particular los Colegios de Abogados y el Consejo General de la Abogacía Española. En estas últimas semanas he visto como se señala a sospechosos como culpables, se señala y ataca a sus abogados y se ponen en tela de juicio avances como que un sospechoso declare con abogado o que tenga conocimiento de las pruebas contra él.

Y es que visto como la defensa pública de esos principios se reducen a unas pocas voces, la mayoría de ellas de juristas acompañados de algún que otro periodista; la importancia de la misión y la absoluta desproporción numérica de ambos bandos, veo absolutamente necesario que las instituciones se impliquen en una labor pedagógica de dar a conocer la importancia de esos derechos y principios, así como de respeto a la labor de los abogados que son los principales garantes de la efectividad de los mismos, razón por la cual teniendo medios y capacidad, el silencio de las mismas resulta del todo ominoso.