jueves, 3 de agosto de 2017

VACACIONES

Ayer, el perfil en tuiter de la web todojuristas preguntaba a varias cuentas con presencia en las redes sobre las vacaciones en los abogados, de una manera ya dirigida pues daba a entender la inexistencia de las mismas con una absoluta desconexión, al dar varias opciones de atención a los clientes. La limitación de tuiter para estas respuestas hace que utilice el blog para ello.

Vacaciones sin desconexión no son vacaciones. Uno de los males de la manera de vivir la vida actual es no ser capaces de estar en el presente de lo que estamos haciendo, con pensamientos invasivos que nos hacen huir de vivir lo que estamos haciendo en ese mismo instante. Si estamos de vacaciones, estamos de vacaciones. No hay más.

El siguiente punto del debate, me dirán, ¿pero se puede? A lo que debo ponerme en plan "podemita" y decir SI, SE PUEDE. Y es que si no podemos es porque o verdaderamente no queremos o no sabemos como hacerlo. Lo primero por tanto es querer desconectar y descansar. ¿Lo queremos? Y es que la pregunta no es trampa, dado que cada vez hay más necios difundiendo un mensaje explotador por el cual las vacaciones y el descanso es algo malo y negativo. No. No lo es. Es Positivo y necesario para poder mantener un ritmo productivo y ser eficientes.



Siendo realistas hay muchas estructuras de despacho que dificultan estos periodos de desconexión. Y por otra parte, las nuevas tecnologías facilitan la existencia de prácticas invasivas por los clientes pero en muchas de ellas cuentan con el profesional como cooperador necesario: al dar el número móvil, al atender llamadas de clientes en el móvil mientras estamos en vacaciones, al no ser firmes en nuestra defensa ante terceros de la importancia de que se respeten nuestros tiempos de descanso, entre otros supuestos.

Y es que no debemos dejar a los clientes definir lo que es urgente y necesita de nuestra asistencia sino que somos nosotros quienes debemos mantener el poder de definirlo, con reuniones e información previa con los asuntos para delimitar las situaciones verdaderamente urgentes o estableciendo los adecuados filtros en la estructura del despacho.

Y antes de enfadarte porque alguien no está respetando tu derecho a descanso, recuerda que tú eres quien se lo está permitiendo.


domingo, 30 de julio de 2017

EL PROBLEMA DE LEXNET

Lexnet se ha hecho viral estos días. Por alguna extraña razón, un sistema que estamos sufriendo la mayoría de los abogados (luego explicaré el por qué no todos, que no deja de ser otra parte del problema) desde enero de 2016 y los procuradores unos años más, ha llegado a ser conocido por mucha más gente que no se dedica a la práctica del Derecho.

La detección de un fallo de seguridad en el mismo fue difundida por medios de conunicación y de este modo se tomó conciencia de una parte del problema de lexnet, dado que el problema de Lexnet en sí no es otro que su existencia tal y como ha sido concebido. Algo, que no todos acaban de entender.

Un mes después del comienzo de su uso obligado para los abogados escribí esta entrada donde ya recogía desde la práctica CATORCE sinsentidos de lexnet, no solo no se han solucionado los mismos sino que de ese tiempo a esta parte podría añadir alguno más a la lista. No parece lógico que año y medio después y habiendo enterrado una millonada de euros, dichos problemas persistan, de ahí que el problema es, insisto, de concepto y diseño.

Voy a tratar de resumir algunas cuestiones:

* El sistema falla más que una escopeta de feria, lo cual si fuera una escopeta de feria tira que te va, habrás palmado tres euros. Pero estamos hablando del ejercicio de derechos. De este modo, un ciiudadano puede ser expulsado porque por fallos del sistema no se haya podido presentar a tiempo una medida cautelarisima urgente esa misma mañana.
* El problema de seguridad detectado (era fácil que un usuario pudiera acceder al buzon de otro usuario y de este modo tener conocimiento de la información de los autos judiciales allí existente o incluso suplantar y actuar por el otro) ya se detectó accidentalmente al principio del uso de lexnet. Hubo abogados que accidentalmente y sin saber cómo, accedían a otros buzones. Si esto se sabía y si era tan fácil de detectar, ¿como es que nadie lo detectó y si nadie lo detectó a nadie le importó?
* La brecha de seguridad y por tanto el diseño de Lexnet afecta a aspectos claves de los procesos judiciales y del ejercicio de la abogacía. A saber, entre otros: atenta contra  la privacidad e intimidad de las personas (cualquier usuario puede acceder a esa información de manera indebida) y sobre todo atenta al secreto profesional.
* En mi opinión, como profesionales, no podemos tener términos medios con estas cuestiones que afectan a esos principios del proceso y del ejercicio profesional. Debemos exigir siempre un sistema seguro. No un sistema un poquito seguro, o un poquito mejor que el anterior. No caben términos medios. Y esta es mi discrepancia esencial (entre la pluralidad de las mismas) con la que parece ser la posición del Consejo General de la Abogacía Española.
* El deficiente funcionamiento del sistema se hace evidente cuando detectada la brecha de seguridad se manifiesta que se ha arreglado en pocas horas el jueves, para al día siguiente (viernes) hacer una parada como no se había producido nunca en el momento en que mayor colapso y perjuicio se podía ocasionar a los usuarios. ¿Se debe esta anormal paralización en tiempo, horas en que se produce e inmediatez de la misma con el interés que pareció despertarse en grupos de hackers tras la difusión por medios de comunicación el jueves?
* Un sistema que ha costado más de siete millones de euros, podría estar asociado a la ejecución del sistema con lo que en el sector informático se denominan "cárnicas" mediante subcontrataciones continuas. Una forma más de corrupción y del llamado capitalismo de amiguetes. Como ciudadano pido a los partidos políticos que investiguen las contrataciones y adjudicaciones de Lexnet.
* Me sorprende también que parezca que se quiere minimizar el problema de seguridad hablando de que al fin y al cabo es seguro pues el error de seguridad no puede ser usado por terceros sino por usuarios. ¿Acaso nadie ha pensado en la pluralidad y controversia de intereses de los usuarios? ¿Cómo podemos aceptar como abogados que exista la posibilidad (como parece evidenciarse del error detectado sin que se haya hecho una auditoría que descarte este riesgo) de que un usuario policía pueda acceder a los escritos pidiendo prueba del abogado defensor o al resultado de la citada prueba?
* El sistema ha recibido críticas de todo tipo de usuarios: jueces, secretarios judiciales, funcionarios, abogados, procuradores (de base) y hace unos meses la propia Fiscal General del Estado pidió su inmediata paralización. Si todos los usuarios reproducen las mismas quejas, ¿por qué no se paraliza de inmediato?
* ¿que tipo de proyecto de digitalización de la justicia implica que Lexnet no se use en todo el territorio español?
* Por último y aunque no menos importante, se ha denunciado que el hecho de que Lexnet dependa del ministerio de Justicia y no del Consejo General del Poder judicial atenta contra la independencia del poder judicial. Es cierto, que la división de poderes está en estado crítico en la democracia española y es bastante endeble (poco cotrol parlamentario del ejecutivo y CGPJ politizado en la elección de sus miembros) pero es preciso tener en cuenta y reflexionar, no solo como el Gobierno vía lexnet tiene fácil acceso a todos los procedimientos judiciales sino lo que es menos visible pero más importante, la minería de datos que genera todo ese sistema. Falta una adecuada reflexión sobre esta cuestión.

Hasta aquí una entrada que solo sirve hacer un resumen y centrar el problema de Lexnet.

Respecto a lo que pase mañana, creo que el Ministerio tenía un importante dilema que resolver, las deficiencias no han sido subsanadas (insisto que en mi opinión son estructurales) y ahora la atención mediática hace que no sea tan fácil pasar de puntillas con parches y que solo se quejen los usuarios y no hacerles caso. Si mañana se prorroga la suspensión se evidenciará que el problema es grave y habrá una masa enfurecida de procuradores (mientras el sistema de presentación sigue suspendido los plazos procesales no), mientras que abrir el sistema´sin solucionar los problemas de seguridad habiendo pirañas (crackers) atentos es una decisión muy arriesgada (¿se imaginan un #CatalaLeaks difundiendose jugosos documentos de procedimientos judiciales mediáticos?).


Procuradores el lunes si Lexnet no funciona



Naturalmente lo anterior, son mis conjeturas desde mi intuición. Mañana saldremos de dudas y veremos  el tipo de Ministro que es Rafael Catalá.

Algunas noticias de estos días:



Y aquí un post que explica técnicamente de manera completa y entendible el problema de seguridad de Lexnet, por el amigo Sergio Carrasco


martes, 18 de julio de 2017

¿ESTAMOS ANTE EL PRIMER CASO DE COMMODITY JUDICIAL?

El debate sobre los commodities en los servicios jurídicos no es nuevo. Aquí enlazo una entrada de hace tres años donde se recoge el mismo relacionado con el denominado low cost y la automatización de procesos.

¿Qué es un servicio jurídico commodity? Aquel que se refiere a un servicio genérico y estandarizado con inapreciables diferencias entre ellos y donde no se busca un valor añadido.

De unos meses a esta parte muchos abogados y otros profesionales del derecho nos hemos mostrado contrarios a la creación de unos juzgados especializados en cláusulas abusivas bancarias. Los motivos para su crítica con variados y coincidentes entendiendo que es un sistema innecesario, que va a generar (ya se ha producido en el primer mes de funcionamiento) un colapso y que además es un sistema perjudicial para el consumidor. En esta entrada resumo el por qué pienso esto y hay otros blogs con argumentaciones parecidas.

Esta semana reflexionaba desde una perspectiva distinta y creo que efectivamente estamos ante la primera experiencia de commodity judicial y voy a explicar por qué:

- Se han "creado" juzgados provinciales, uno por cada provincia. Esto reduce el número de juzgados a 51 (si no me equivoco). Un número sensiblemente inferior al total de juzgados de primera instancia con competencias civiles que hay en todo el territorio español.

- Los nuevos juzgados no son tales, sino que a juzgados ya existentes se han adscrito jueces en prácticas recién salidos de la escuela judicial. Con todo el respeto a los mismos, su valor añadido es inferior al de jueces con más años de experiencia

- Los citados jueces en prácticas han recibido un curso homogeneizador de criterios por parte del Consejo General del Poder Judicial, lo cual elimina o suprime las diferencias entre ellos.

- Los jueces en prácticas están en un periodo que es sujeto a evaluación con lo cual se reducen las probabilidades de que un juez que se sabe pendiente de una evaluación por quien le ha sugerido unos criterios homogeneizadores se separe de los mismos.

- Se van a ventilar numerosos procedimientos que corren el riesgo de ser entendidos como muy similares y caer en la tentación de respuestas cuasi automatizadas a los mismos (según información del Tribunal Superior de Justicia de Valencia el juzgado de Valencia encargado de estos temas va a celebrar 60 juicios a la semana).


Con lo anterior podemos hablar de un servicio estandarizado, no diferenciado y de escaso valor añadido, con lo que en mi opinión estariamos ante el primer commodity judicial en nuestro país.

La pregunta que lanzo a continuación es ¿es este el tipo de administracion de justicia que queremos en nuestro país? ¿estamos ante un modelo escalable y trasladable a otras materias o casos? ¿nos acerca a un sistema de resolución automatizada en los juzgados?

¿Qué opinas?

domingo, 2 de julio de 2017

RETOS LEGALES DE LA ECONOMIA COLABORATIVA

Para la Comisión de la Unión Europea hay cinco cuestiones claves para la economía colaborativa la cual es vista con buenos ojos como economia innovadora y por lo tanto como esperanza de que genere efectos positivos:


  1. Que haya las menores limitaciones de acceso posible, refiriendose a licencias y autorizaciones. Esto nos puede recordar alguna de las batallas actuales en el sector del trasponrte como la existente entre taxis y Uber y Cabify
  2. Responsabilidad de las plataformas colaborativas por los servicios prestados.
  3. Protección de los consumidores
  4. El marco de las relaciones laborales. ¿cuando hay una relación laboral y cuando una comercial? En el ámbito de la Unión Europea esto compete a las legislaciones nacionales.
  5. Fiscalidad

Cualquier proyecto empresarial que se incardine en este sector (startups) debe contar con un preciso asesoramiento legal que atienda especialmente a estos factores. No es algo exclusivo de las startups, todo proyecto empresarial debe contar con un adecuado asesoramiento legal, pero en este caso en particular y dadas las controversias que surgen en la actualidad y rechazos por parte de algunos sectores donde se compite, es de mayor importancia. También porque un erróneo enfoque legal afectará a los núneros del proyecto, a su presupuesto, si no hemos tenido en cuenta los costes y las inversiones necesarias para cumplir con la legalidad existente

Observo un importante conflicto en la actualidad entre unos modelos de negocio diseñados sin la intención de cumplir el marco legal (o con un mal o inexistente asesoramiento al respecto), así por ejemplo negocios que son intermediación pero que la realmente la relación que tienen con sus dependientes no es comercial sino laboral pues su forma de relacionarse denota todos los caracteres de una relación laboral (como las obligaciones inherentes salariales, seguridad social, etc.) junto a nuna normativa que muy probablemente debe ser adaptada a estos nueva realidad de negocio y que se traduce en una idea equivocada de que no hay una legalidad aplicable. La legalidad existe, otra cosa es que esos modelos de negocio la incumplan o que si la cumplen no sean rentables, caso este último en el que la culpa es de quien diseña el negocio no de la legalidad. 

Se eleva alguna voz pretendiendo eliminar o dejar al margen a estos nuevos modelos de las obligaciones legales que existen para el resto de las empresas con la excusa de su carácter emergente, o de la necesidad de que sean rentables. Como digo una cosa es que muy probablemente haya que adaptar la normativa (por ejemplo la normativa deontologica sobre captación de clientes por abogados y los marketplaces que están surgiendo) pues es conveniente qeu se trata de una normativa agil y que facilite y no obstruya (y eso es lo que pide la Comision Europea) y otra muy distinta es que esas reformas legales pasen por la privación o reducción de derechos de las partes más débiles de la ecuación: consumidores y prestadores de servicios (trabajadores) de esas plataformas.

Cuanto antes se inicie este proceso de adaptación mucho mejor para todos y sobre todo acompañado de los efectivos medios para cumplir y hacer cumplir la ley también para generar en los usuarios la idea e impresión de que existe una normativa que hay que cumplir (no considero nada positivo que en un sector se extienda la idea de que no hay normas o normativa y se puede hacer lo que se quiera).

Estamos a tiempo, pues parece que en la actualidad ni siquiera podemos hablar de una economía colaborativa como tal (como ya escribía en este blog hace dos años) siendo los modelos más importantes que vemos servicios de intermediación (vease el conflicto actual con deliveroo) que poco arriesgan y mucho aprietan y que pretenden tener una posición tan etérea que les haga no ser responsables de nada.


TURNO DE VICIO

Entre algunas de las razones por las que me mantengo en el turno de oficio (un servicio no valorado ni por la administración, ni por los colegios para quienes lo prestamos, ni muchas veces por los propios usuarios del mismo) es porque es una ventana (sobre todo las guardias de asistencia al detenido) de acceso y contacto a una parte de la realidad social que pasaría desapercibida en nuestras vidas de no ser por ese contacto y que es absolutamente desconocida para la generalidad de nosotros.

Estamos acostumbrados a pensar que la realidad es la que conocemos en nuestro entorno y donde nos movemos y desde luego es un pensamiento cómodo, pues conocer otras situaciones desgraciadas debería suponernos una al menos pequeña incomodidad si no somos unos sociopatas.

En el caso de las guardias de asistencia al detenido se acrecienta ese contacto y se siente con mayor intensidad los efectos de esa adicción en sentirse abogado (o como matizaba ayer en una conversación, a sentir una manera de ser abogado, pues hay muchas maneras distintas).

En una guardia te topas con personas con notables dificultades sociales y falta de recursos al respecto, con situaciones que superan a las familiar como hijos con serios problemas mentales y de conducta y madres desesperadas que creen que poner una denuncia les va a ayudar, desconocedoras de que el sistema penal no ayuda sino que sanciona y que no salvo en situaciones muy excepcionales no se producen internamientos psiquiátricos.

Te topas también con un sistema impersonalizado y muy automatizado, donde son pocos los resquicios para la visión personal del caso concreto. Policías que no quieren ver más allá de hacer un atestado y poner al detenido a disposición judicial. Juzgados que quieren despachar a los detenidos cuanto antes. Medidas de alejamiento que se adoptan sin mayor reflexión que el hecho de vamos a acordarla por si acaso no vaya a ser que pase algo y salgamos en los periódicos.

Así se da la paradoja de que actualmente en mi ciudad una buena medida, pasar los detenidos a disposición judicial también por las tardes y de este modo reducir el tiempo de detención de los detenidos, está generando molestias en los juzgados de guardia por la carga de trabajo que supone por las tardes. En vez de ver lo positivo de cumplir con el mandato constitucional de que la detención dure el mínimo tiempo imprescindible. 

Y mientras vas de puesto de guardia civil a otra comisaría, al juzgado, a otra comisaría y así sucesivamente, viendo como se alargan tus teóricas e infrapagadas 24 horas de guardia ves como es fácil que te dejes atrapar por esa rueda, que pienses que solo acabe cuanto antes, que seas una pieza más de esa gigantesca picadora de carne, que en unos días te olvidarás de la problemática de real más allá del asunto de la dentención, pues tu trabajo se limita a evitar que el sistema penal los machaque o a minimizar los daños.

Y que toda esa mierda seguirá fuera de tu vista hasta la próxima guardia. Y que seguirás en tu tdía a día con esas cosas que para ti son tan importantes. 

viernes, 30 de junio de 2017

MIS IMPRESIONES SOBRE EL COMPLIANCE

Este pasado miércoles se ofreció en la sede del Colegio de Abogados de Zaragoza un taller sobre la responsabilidad penal de la persona jurídica y compliance. Ciertamente soy crítico con como se está afrontando el Compliance y descreido en relación a la burbuja que se está alimentando sobre el mismo, peo indiscutiblemente la responsabilidad penal de las personas jurídicas está ahí y desde Koine, el área de innovación y empresa de mi despacho (Espacio Pangea Abogados) en Zaragoza se oferta este necesario y obligatorio servicio a las empresas, razón por la que acudí al taller, fundamentalmente porque entendía que uno de los ponentes era alguien de quien aprender (Eloy Velasco magistrado de la audiencia Nacional).



Como digo aquí van algunas reflexiones tras la sesión:

1. Eloy Velasco es un magistrado conocido en el sector, instructor en la Audiencia Nacional y por lo tanto con importantes y mediáticos casos en sus manos y ahora designado para el nuevo y especial Tribunal de apelaciones penales. Siempre bromeo (o no) sobre sus numerosas conferencias, pues parece que raro es el día que está en la Audiencia Nacional y no en alguna parte de nuestro país impartiendo una. Desconocía quien era la otra ponente Beatriz Saura, abogada, pero una rápida búsqueda en tuiter me indicó que es su esposa. Al parecer ambos, han escrito un libro sobre el compliance (a mi que personalmente se me atascan tantos proyectos por falta de tiempo admiro la capacidad de estas personas para hacer tantas cosas) y deduje que están de gira por diversos foros (ante abogados, empresarios, etc.). Creo que es evidente el factor arrastre hacia el negocio de su mujer que puede el tirón de conocimiento y reputación del magistrado. Tengo mis dudas sobre la ética de este comportamiento.

2. No hay foro, jornada, conferencia, etc. sobre el Compliance donde no haya un momento de rasgarse las vestiduras y victimizarse colectivamente sobre pobrecitos los profesionales del compliance que no les contrata nadie (sobre reflexionar de donde han salido tantos repentinos profesionales del compliance eso ya tal ...)

3. Ni hay foro, jornada, conferencia, etc. donde no salga la cuestión del precio, sin que esa pregunta se responda claramente

4. Son jornadas tan reiterativas en la exposición que uno tiene la sensación de que poco hay para explicar y por eso el discurso está agotado, algo normal en un tema novedoso, pero que realmente es incoherente y choca con la cantidad de sesiones, charlas, conferencias, cursos y cursazos sobre compliance.

5. La realización de un programa de compliance con la calidad adecuada exige la colaboración de diferentes profesionales con conocimientos sobre diversas materias, la inmersión en la empresa contratante, el control de implantación del mismo y una complicada gestión que es difícil en la actualidad encontrar organizaciones empresariales dispuestas a destinar el presupuesto necesario para ello.

6. La ya presencia de lo que yo en su día anunciaba como el "churrocompliance" o "planes a 100 euros"

7. En defnitiva sesiones como la indicada me ratifican mi opinión de que alrededor del Compliance se está inflando una burbuja parecida a la de la mediación en su día, donde el dinero a ganar está en pasar por profesional y dedicarse a dar cursos y charlas independientente de esos pocos encargos de muy grandes empresas donde el precio de facturación estará cercano a su coste real

martes, 27 de junio de 2017

HERRAMIENTAS COLABORATIVAS DE ABOGADOS

En la tercera edición del master de abogacía de la Universidad de Zaragoza en el que soy profesor de Tecnología Aplicada, es decir en el curso impartido durante 2016 y 2017 tenía que explicar a mis alumnos, entre tantas cosas imposibles de explicar en el exiguo tiempo conferido para ello, tan rimbombante cosa que da título a esta entrada "herramientas colaborativas". Entendí que la mejor manera de que aprendieran lo que era el aspecto colaborativo es que hicieran un trabajo colaborativo. Así que mi ejercicio de evaluación consistió en que cada subgrupo (de unos 25 alumnos) debían hacer un trabajo colaborativo y único entre todos ellos, consistente en la creación de una guía de recursos online para estudiantes del master de abogacía y abogados. El objetivo era luego, voluntariamente, crear una única guía partiendo del resultado previo de los cuatro subgrupos.

Tres de ellos hicieron un muy buen trabajo e incluso un excelente trabajo, aunque lo que más importa es lo que aprendieron haciendolo, que trabajando colaborativamente se obtienen mejores resultados y que se arbitran y encuentran maneras de articular las aportaciones, esfuerzos, habilidades, aptitudes y actitudes de las diferentes personas que integran el trabajo colaborativo y que no se trata de un trabajo que se obtiene como un monstruo de frankenstein (como definió un subgrupo) mediante la suma de pequeños trozos individuales, sino que se consigue un único todo individual.

El cuarto subgrupo directamente no llegó a participar en el experimento, aportando un truño gigantesco que solo pretendía tomarme por tonto.

El experimento de incorporar un ejercicio colaborativo que además supone también el enseñar otra mentalidad positiva y distinta de la actualmente imperante en el sector legal fue gratificante pero no valorado en un ambiente conservador y rígido como es de la Universidad máxime en el sector legal. Una lástima pues como indiqué en esta otra entrada la innovación legal debe producirse en todos los campos y de nada sirve que las Facultades de Derecho sean estancas y queden al margen los cambios que se están produciendo. Lo cierto es que ha existido una actitud reactiva cerrada y defensiva, por lo que no exploraré nuevamente estos caminos que sutilmente se me ha indicado que deje de recorrer (tristemente en una asignatura que debería alumbrar la innovación del cambio tecnológico). Y es que antes de empezar con el cambio debemos estar preparados mentalmente para el cambio. Y el sector no lo está.



Pero no me desanimo. Fruto de una conversación accidental en tuiter, pues como todo en tuiter es accidental, ha surgido una idea fascinante. Surge a raiz de un tuit de @kuartillo (caminante de la innovación legal) que reflexiona sobre lo que unos pocos pensamos, lo positivo de que haya experiencias de compartir conocimiento, donde la conversación deriva hacia qué herramientas tecnológicas facilitarían a aquellos abogados que están deseosos de poner en la práctica su mentalidad colaborativa el poder hacerlo, de donde surge el compromiso de retomar la idea poco más adelante.

Dicho y hecho, esta semana se ha iniciado una especie de foro de discusión (puedes participar en dicho foro de discusión a través de este enlace) que ha despertado un inusitado interés entre abogados que lo han conocido a través de las redes sociales. Actualmente se han generado otros hilos de discusión por materias específicas mientras se trabaja en diseñar los objetivos que nos lleven a crear un sistema que facilite el trabajo colaborativo, posibilitando entre otras cosas que se intercambie información o que se generen documentos colaborativamente, así mismo que puedan "conocerse" abogados interesados en un tema o cuestión para dicho intercambio colaborativo.

De una manera más rudimentaria es algo que llevamos unos años haciendo en la asociación de abogados extranjeristas en la cual intercambiamos información práctica; ayuda jurídica a compañeros; resoluciones judiciales de interés para el colectivo; generamos estrategias jurídicas de manera colaborativa; nos autoformamos y nos faltaría realizar documentos jurídicos colaborativamente.

Aunque el comienzo del foro de discusión está siendo un poco caótico (normal) dadas las reglas de Open Space (espacio abierto, es decir que no hay reglas), es emocionante observar que hay compañeros que les encanta la idea, dispuestos a aportar, a crear y sobre todo que tienen esa mentalidad colaborativa tan necesaria y tan poco frecuente en lo legal.

Seguro que salen grandes resultados de esta iniciativa

jueves, 15 de junio de 2017

REFLEXIONES SOBRE EL LEGALTECH EN ESPACIO PANGEA

Ayer en Espacio Pangea Abogados realizamos una nueva experiencia colaborativa. Se trataba de compartir la información obtenida en el primer congreso sobre legaltech y startups jurídicas con otros profesionales del sector legal de Zaragoza interesados en el tema para debatir y reflexionar conjuntamente al respecto. El objetivo a medio plazo de este tipo de eventos y actividades es generar una comunidad de profesionales y empresas transformadoras, colaborativas y con ganas de hacer las cosas de una manera distinta aprovechando las dinámicas que realizamos en nuestro despacho de abogados.

Comenzamos con la inmensa ayuda de Sonsoles Valero abogada especialista en derecho de consumo y reciente ponente en el legal hackaton realizado en Madrid. Por mi parte inicié la conversación definiendo qué es el legaltech y de manera conjunta con Sonsoles fuimos introduciendo tanto la explicación de experiencias de startups presentadas en el congreso como reflexiones e ideas que fueron trasladando los ponentes del mismo, después de ese enfoque inicial tanto respecto a qué es el muy incipiente legaltech así como las actuales clasificaciones del mismo.

La reflexión colectiva partía de la constancia del cambio en el que estamos inmersos, que pasa por el necesario conocimiento de la situación actual y de los avances que van a venir. Como profesionales debemos ser conocedores de cuestiones como la inteligencia artificial, sistemas predictivos, las iniciativas de grandes despachos incorporando el legaltech o los modelos de negocio que se pretenden desarrollar desde las startups más allá de la punta del iceberg con la que se queda la mayoría de los profesionales que es la cuestión del marketing digital y los marketplaces (la captación de clientes)

Discrepamos también ligeramente sobre la neutralidad de la tecnología y como combatirla, sobre el hecho de que la capacidad económica de inversión y la obtención en exclusiva de avances tecnológicos pueda generar desequilibrios en el ejercicio profesional. De algún modo esos desequilibrios ya son existentes o han existido siempre (las partes no son iguales ante un conflicto o un proceso judicial, ni cuentan con los mismos medios).



Parte de la discusión también llevó a si la abogacía institucional debía tener algún papel ante todo este proceso tecnológico y en lo que eramos coincidentes es en que se debe efectuar un proceso de adaptación como es el caso de la normativa deontológica y los marketplace que parece que colisionan con la misma sin que por parte de la abogacía institucional se de una respuesta ante ello, bien actuando deontológicamente, bien revisando la normativa y clarificando qué se puede y qué no se puede hacer.

Ello nos llevó también a cual era nuestro papel como profesionales, dado que parece que se necesitan agentes del cambio pues entendemos que el cambio tecnológico pasará necesariamente por un papel activo de los profesionales desde una perspectiva colaborativa y analizamos cuales eran las limitaciones que podíamos sentir como profesionales individuales para poder ser partícipes, básicamente tiempo y dinero.

Compartíamos que nuestros modelos de negocio deberían tender a la accesibilidad por parte de los clientes facilitando su interacción con los servicios prestados, para lo cual la tecnología podía ser una herramienta importante, como nos contó Alberto Joven de Seiko Asesores una asesoría con un nuevo modelo de prestación de servicios con la que colaboramos desde Espacio Pangea Abogados.

Finalizamos tomando, los que pudimos evadir otras obligaciones, unas refrescantes cervezas bajo un todavía calor sofocante en la calle, continuando una distendida conversación que se vio limitada por el hecho de que era miércoles y todos teníamos obligaciones laborales al día siguiente. Nos quedamos gratamente satisfechos porque los asistentes nos demandaron volver a juntarnos y recogimos alguna idea para la siguiente conversación  como que fuera estrictamente sobre marketing digital.

¿y a ti, te gustaría venir? ¿sobre qué tema te gustaría que hablaramos?


lunes, 5 de junio de 2017

DEVOLUCION DE PLUSVALIA MUNICIPAL: SENTENCIAS DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En el año presente el Tribunal Constitucional ha dictado tres sentencias en relación al impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de natjalreza urbanos, más conocido como "plusvalía". Muchas voces anuncian la posibilidad de efectuar devoluciones de liquidaciones efectuadas por los ciudadanos, pero ¿qué nos dicen exactamente estas sentencias?

La primera de estas sentencias se pronuncia sobre la norma foral del territorio de Gipuzkoa por lo que extractaremos lo que pueda interesar a la situación general y no a la específica territorialidad de dicha norma foral.

En la citada sentencia una mercantil vende en 2014 un terreno por 600000 euros que había adquirido en 2013 por unos tres millones de euros, girando el ayuntamiento de Irún una liquidación por plusvalía de casi 18000 euros. Planteado contencioso, el juzgado insta cuestión de inconstitucionalidad por entender que se afectaría al principio constitucional de capacidad económica al tratarse de un sistema de cuantificación objetiva del incremento del valor del terreno urbano que no atiende ni permite probar situación de minusvalía generando en esos casos una tributación que podría tener carácter confiscatorio. Es decir, que la posible afección constitucional solo se daría en casos en que no existe incremento de valor y el sistema de cuantificación es objetivo.

El artículo 47 de la constitución establece que "la comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos” que ha de ponerse en correlación con el artículo 31 de la Constitución que establece el deber de contribuir de acuerdo con la capacidad económica de cada cual, si bien basta con dicha capacidad sea tenida en cuenta en la generalidad de las situaciones contempladas en el impuesto y no caso por caso. Aun así la sentencia recuerda que "en ningún caso podrá el legislador establecer un tributo tomando en consideración actos o hechos que no sean exponentes de una riqueza real o potencial, o, lo que es lo mismo, en aquellos supuestos en los que la capacidad económica gravada por el tributo sea, no ya potencial, sino inexistente, virtual o ficticia [entre las últimas, SSTC 19/2012, de 15 de febrero, FJ 7; 53/2014, de 10 de abril, FJ 6.b); y 26/2015, de 19 de febrero, FJ 4 a)]."

Distingue el Tribunal Constitucional entre el fundamento del impuesto en sí, así como de la obligación tributaria concreta donde debe atenderse a la capacidad económica también, el "art. 31.1 CE exige, entonces, que la contribución de cada de cual al sostenimiento de los gastos públicos se haga, no de cualquier manera, sino “de acuerdo con su capacidad económica" y opera con cada uno de los sujetos, individualmente.

El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es un tributo que, según su configuración normativa, grava el “incremento de valor” que experimenten los terrenos. En el supuesto estudiado en la sentencia, el legislador anuda la existencia de incremento de valor al mero hecho de que se efectue una transmisión. La tenencia en propiedad de un inmueble es un indicativo de renta potencial, pero indica la sentencia que "es importante tener presente que una cosa es gravar una renta potencial (el incremento de valor que presumiblemente se produce con el paso del tiempo en todo terreno de naturaleza urbana) y otra muy distinta es someter a tributación una renta irreal, diferencia esta que es importante subrayar «porque, si así fuese, es evidente que el precepto cuestionado sería contrario al principio constitucional de capacidad económica, dado que -como hemos venido señalando- dicho principio quiebra en aquellos supuestos en los que la capacidad económica gravada por el tributo sea no ya potencial sino inexistente o ficticia» (STC 295/2006, de 11 de octubre, FJ 5)." y de ahí que más adelante indique que "al establecer el legislador la ficción de que ha tenido lugar un incremento de valor susceptible de gravamen al momento de toda transmisión de un terreno por el solo hecho de haberlo mantenido el titular en su patrimonio durante un intervalo temporal dado, soslayando, no solo aquellos supuestos en los que no se haya producido ese incremento, sino incluso aquellos otros en los que se haya podido producir un decremento en el valor del terreno objeto de transmisión, lejos de someter a gravamen una capacidad económica susceptible de gravamen, les estaría haciendo tributar por una riqueza inexistente, en abierta contradicción con el principio de capacidad económica del citado art. 31.1 CE."



Esa es la razón por la que el Tribunal Constitucional finaliza expresando que en las situaciones en que "se están sometiendo a tributación situaciones de hecho inexpresivas de capacidad económica," contradice frontalmente el principio de capacidad económica que la Constitución garantiza en el art. 31.1." Y expresa que "De esta manera, los preceptos enjuiciados deben ser declarados inconstitucionales, aunque exclusivamente en la medida que no han previsto excluir del tributo a las situaciones inexpresivas de capacidad económica por inexistencia de incrementos de valor".

En conclusión es inconstitucional una norma que no excluya del tributo a la situaciones de hecho inexpresivas de capacidad económica, en particular las transmisiones que evidencian que no se ha obtenido un incremento de valor.

La sentencia finaliza realizando un análisis del impuesto en general más allá de la norma foral reiterando que "Lo es únicamente en aquellos supuestos en los que somete a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica, esto es aquellas que no presentan aumento de valor del terreno al momento de la transmisión." y expresa que debe ser el legislador el que introduzca las modificaciones necesarias para poder realizar adecuadamente el cálculo del incremento del valor.

Esta sentencia ha de ser completada con la dictada recientemente, que analizaré en otra entrada y enlazaré en esta, por no prolongar excesivamente esta.

Aun así, la sentencia es clara y terminante en los supuestos en que no se produce el incremento de valor no debe exigirse el impuesto.

Estas cuestiones se reproducen en la sentencia de 1 de marzo de 2017 en relación a la norma foral de Alava y la reciente de 11 de mayo de 2017 en relación al impuesto de plusvalía. 


CONCLUSIONES


  1. En aquellos supuestos en que no se haya producido incremento de valor, exigir el impuesto es inconstitucional con la normativa actual dado que no atiende a dicha falta de capacidad económica.
  2. En tanto en cuanto no se produzca la modificación legislativa que pide el Tribunal Constitucional:
    1. no procede tributar en estos supuestos
    2. Cabe la petición de la devolución de lo pagado en estos casos en los últimos cuatro años mediante el procedimiento de ingresos indebidos
    3. hay autores que indican que pasados cuatro años cabría la declaración de nulidad y devolución. Esta cuestión me genera dudas ante el enfoque de la sentencia del Tribunal Constitucional que algún autor ha denominado como "explicativa" (vease esta entrada del blog de Kontencioso)
  3. ¿Como probar que no ha existido incremento de valor? En mi opinión y por lo que apunto en el apartado siguiente, mediante una pericial. Aún así habrá supuestos especiales en que podrá acreditarse de otro modo, pero serán los menos
  4. Finalmente debo incidir en la cuestión de que no debemos confundir precio de venta a pérdida con inexistencia de incremento de valor del terreno urbano, pues el precio de venta del inmueble engloba más conceptos que el suelo.

domingo, 4 de junio de 2017

LEGALTECH: ¿QUE ES Y QUE SUPONE?

Una definición directa de lo que es el legaltech nos llevaría decir que es la tecnología aplicada al sector legal. La definición como tal es simple y se queda corta, pues exigiría precisar tanto qué es el sector legal como reducir el concepto de tecnología que es demasiado amplio.

DEFINICION

En mi opinión el legaltech deberá definirse como "la tecnología que genera efectos innovadores, sustanciales y específicos en el ejercicio y aplicación de los conocimientos jurídicos".

¿Por qué esta definición?
  1. Porque esencialmente hasta ahora la atención al legaltech parece centrarse en exclusiva a los servicios jurídicos prestados por abogados, y quedan excluidos otros campos como juzgados y tribunales, notarios, registradores, procuradores o facultades de Derecho entre otros. Es cierto que podemos hablar de experiencias o aproximaciones al legaltech en algunas de ellas. Es difícil discriminar dado que en verdad las experiencias legaltech son muy escasas en estos momentos
  2. Porque hay que reducir el concepto de aplicación tecnológica. Legaltech no es usar cloud o dispositivos móviles, de este modo las experiencias legaltech han de ser sustanciales y no generales, entendiendo por sustancia su importancia o relevancia.
  3. Porque deberán tratarse de acciones dirigidas al cambio en el sector legal atendiendo a sus especificidades pues de otro modo, no podrán ser consideradas como legaltech
  4. Porque deben generar efectos innovadores entendiendo la innovación no como una prestación o ejecución nueva (los servicios jurídicos prestados pueden ser los mismos) sino diferente en su manera de ejecución.
¿QUE VA A SUPONER EL LEGALTECH?

Hablo en futuro pues como insisto actualmente la existencia del legaltech es tan escasa que todavía no se pueden hablar de efectos relevantes sobre el sector legal

  1. Lo primero que va a suponer es un cambio de mentalidad en la realización de acciones en el sector legal. Acostumbrados al código normativo (de papel) el jurista deberá introducir en su mente la comprensión del código informático.
  2. Esto generará una necesidad o proceso de adaptación de los agentes del sector legal, no solo a la gestión del conocimiento sino fundamentalmente al modo de actuar
  3. Potenciación de equipos multidisciplinares. El jurista deberá acostumbrarse a trabajar con otras profesiones no jurídicas
  4. Potenciación del trabajo colaborativo
  5. Programas de formación específicos y adaptación de los programas formativos jurídicos ya existentes (Facultades de Derecho)
  6. Cambio en el modo de realizar el acceso y la gestión de la información y el conocimiento jurídico.
RETOS

  1. Vencer la habitual resistencia al cambio
  2. Entender el proceso de adaptación como un proceso colectivo y coordinado de todos los agentes del sector legal. De nada servirá hacerlo individualmente, o colectivos independientemente unos de otros (¿de qué sirve que se prepare la adaptación de la abogacía si no lo hacen las facultades de derecho que forman a sus futuros integrantes?
  3. Esfuerzo. ¿Seremos capaces de aplicar el suficiente esfuerzo de tiempo y de inversión para este proceso?

jueves, 1 de junio de 2017

CONGRESO SOBRE LEGALTECH Y START UPS JURIDICAS

El pasado 18 de mayo se celebró en Hernani el primer congreso sobre legal tech y start ups jurídicas. He de decir que conforme a mis propios criterios de valoración fue un gran congreso. Desde hace ya tiempo siento que he aprovechado el tiempo si al asistir a una ponencia me han dejado una o dos ideas nuevas dando vueltas por la cabeza. Esta sensación la tuve desde el primer momento hasta prácticamente el final (quizás la parte final fue la que menos me inquietó puede que fuera ya por la acumulación de cansancio, uno es viejuno oficial). Fueron múltiples las sensaciones, ideas y reflexiones que surgieron mientras asistía al mismo.

Cuando explicaba por qué mi voluntad de asistir a un Congreso de estas características y temática explicaba lo siguiente. Cuando yo empecé en la abogacía (ya lo digo, soy viejuno) los ordendadores del despacho donde entré de pasante eran antediluvianos siendo un 386 lo mejor en aquellos momentos, las bases de datos eran inexistentes y se buscaba la jurisprudencia manualmente en repertorios, había alguna que otra máquina de escribir que todavía tenía presencia aunque ya no uso y asistí a la primera presentación de una base de datos conectada a internet.

Lo que ahora nos parece normal en los despachos, sistemas de gestión (CRM que llama el que quiere parecer que sabe de lo que habla), bases de jurisprudencia, ordenadores conectados en red, conexiones con ADSL e internet de alta velocidad, programas informáticos específicos, etc, no existía. El funcionamiento de los juzgados también era distinto.

Entre aquellos años iniciales y los de ahora ha habido otros cambios y la abogacía, como tantas otras profesiones, estaba prohibida la "publicidad" (el desconocimiento del concepto de marketing era absoluto), tecnologías como trabajar en la nube o utilizar dispositivos móviles están plenamente incorporados y tenemos que sufrir al deficiente lexnet. Todo ello ha implicado mayores o menores cambios y adaptación.

El incipiente legal tech (recomiendo la lectura de este artículo de Jorge Morell uno de los organizadores del Congreso) es prácticamente inexistente (en el artículo se habla de 95 proyectos). Pero siendo siquiera la minúscula punta de un iceberg, el resto oculto irá surgiendo y apareciendo por el futuro muy cercano. Y esto implica que igual que pasar de la máquina de escribir al momento actual supuso una constante adaptación, ahora viene un importante paradigma para el sector legal y cuanto antes vayamos sintonizando nuestra frecuencia de pensamiento a ese nuevo modelo, más ventaja tendremos sobre la competencia . Por cierto, de aquí en adelante iran viendo a falsos expertos sobre el legaltech escribir sobre el tema (alguno ya lleva un tiempo pero es igual de falso), Jorge Morell SI sabe sobre el tema.



Otra razón por la que asistí es por el propio proyecto de despacho (Espacio Pangea y espero que la web este pronto terminada) que estamos ejecutando en Zaragoza. Un tipo de despacho innovador con una forma diferente de prestar los servicios juridicos. Y es que la innovación no es exclusiva de la recnología. La innovación es una manera de pensar y una cultura. Es querer hacer las cosas de una manera diferente. Y también tiene conexión con la tecnología con su area dirigida a empresas de innovación y tecnológicas.

Por último, por alguna que otra idea o proyecto de legaltech en la cabeza y con ganas de ejecutarla y ponerla en práctica. Lo del tiempo, ya no sé de donde saldrá.

En definitiva, adaptación, innovación y prestación de servicios jurídicos de una manera tecnológica, son razones más que suficientes, aunque solo sea una de ellas para acudir a un evento de estas carecterísticas donde sentirse como en casa al estar rodeado de profesionales que ya están sintonizado mentalmente con esa nueva manera de prestar servicios.

Como la entrada se extiende, en otras entradas hablaré sobre el desarrrollo del Congreso, sobre qué es legal tech y su futuro y reflexiones sobre cómo puede afectar a la abogacía. De hecho el próximo día 14 en Espacio Pangea queremos reunir a profesionales con esa mentalidad para debatir y reflexionar conjuntamente sobre estas cuestiones.

Como punto final pero en verdad el más importante, la oportunidad de compartir un espacio con amigos y personas queridas, Algunos querrán hacer netoworking, yo me quedo con el compartir conversaciones con camaradas y muchas risas.

Eso es mucho mejor que el networking. Y mucho más productivo y enriquecedor. Aunque muchos idiotas no se den cuenta.

OTRAS ENTRADAS DEL BLOG RELACIONADAS CON ESTA

¿Qué es eso del legaltech?

martes, 30 de mayo de 2017

JUSTICIA HIPOTECADA

El ministro de Justicia Catala con la unión del Consejo General del Poder Perjudicial (hasta ahora conocido como Consejo General del Poder Judicial) ha tomado la decisión de apoyar sin fisuras los intereses de los poderosos miembros de la Banca en contra de los consumidores bancarios.

Hagamos un poco de memoria. En enero, el prestidigitador Catalá se sacó de la mano un procedimiento extrajudicial para la devolución de lo indebidamente cobrado por las cláusulas suelo. Este procedimiento fue apoyado por el PSOE y Ciudadanos (Margarita Robles llegó a asimilar a buitres a los abogados que criticamos el procedimiento). No puede quedar en el olvido que ante la sorpresa de muchos abogados también fue apoyado por el Consejo General de la Abogacía en su habitual tendencia al lameculismo del ministro.

Algunas voces criticamos abiertamente el procedimiento por ineficaz, perjudicial al consumidor y denunciamos que no iba a servir de nada y que lo único que pretendía es dar unos meses de respiro a los bancos para evitarles juicios durante ese tiempo.

Pasados los tres meses iniciales de plazo y ante la mayoritaria respuesta negativa a la devolución por las entidades bancarias, se demuestra que efectivamente se buscaba ganar tiempo. Y ahora vemos que el plan tenía una baza oculta, que se ha destapado ahora. El Consejo General del Poder Perjudicial acuerda que los temas relacionados con las clausulas abusivas de las hipotecas sean resueltos por 54 juzgados provinciales, sin crear nuevos juzgados y del siguiente modo:

- Son provinciales lo cual supone vulnerar el foro del consumidor según el cual cuando un consumidor demanda, el juzgado competente es el de su domicilio. Esto se hace por la desigualdad de las partes entre consumidor y empresa y para que los consumidores no se vean desincentivados a ejercer sus derechos. De este todo modo, TODA la población española que no vive en una capital de provincia deberá desplazarse si quiere reclamar sus derechos. El banco, no.

- no se crean nuevos juzgados, sino que se "trasladan" funcionarios de juzgados y se usan la figura del juez JAT (jueces de adscripcion territorial).

- Se utiliza a los jueces recién escudillados de la escuela judicial sin experiencia previa en juicios. No critico su preparación, pero sin lugar a dudas es bastante más difícil que un juez recién escudillado se distancie de lo indicado "desde arriba" como sí sucedió con los bragados que ante la barbaridad de la sentencia del TS tumbada por el TJUE en relación a la retroactividad de las clausulas suelo, se distanciaron de dicha aberración y llegaron a interponer cuestiones prejudiciales ante el TJUE.

- Las propias asociaciones profesionales de los jueces han criticado que se asigne esta cuestión a estos jueces y además la existencia de un curso "formativo", dirigido a dichos jueces en los que incluso se les ordena a que no admitan pruebas testificales. Esto ha sido considerado por las propias asociaciones profesionales como un ataque a la independencia judicial hablando alguna de que lo que se busca son jueces autómatas que hagan lo que se les dice desde el Consejo General del Poder Perjudicial.

- Si todas las demandas en esta materia se han de ver en un juzgado provincial, lo que se avecina es el colapso de los mismos, un enorme retraso en la resolución que solo beneficia a la banca al retrasar el pago de lo debido o darle una posición negociadora por la cual sabe que los reclamantes aceptaran ofertas a la baja con tal de cobrar cuanto antes.




Pero lo peor, es que viendo lo que se es capaz de hacer y la maldad intrínseca de Catalá y Lesmes (vean el caso del fiscal anticorrupción Moix) lo que se viene encima es un cambio del sistema judicial buscando jueces sumisos, una justicia ineficaz y tardía y un aplastamiento de las voces discrepantes e irredentas.

Y tu? vas a quedarte parado ante esto?

Notas complementarias





lunes, 22 de mayo de 2017

IMPASSE

Me gusta esta palabra y define el periodo en el que había entrado mi vida blogger.

La excusa fácil es la falta de tiempo, que no es mentira. La puesta en marcha del proyecto de nuevo despacho, el diseño y ejecución de la misma y atender el trabajo habitual puede conmigo y desgasta mis ganas de aplicarme a otras cosas.

Pero lo cierto es que cuando se quiere hacer algo se saca el tiempo para ello, así que probablemente las razones de esa falta de alimentación de los blogs sean otras y así mismo mi productividad como articulista había entrado en barrena incluso dejando de escribir para Law and Trends.



El jueves pasado estuve en el primer congreso internacional sobre legal tech y start ups jurídicas y salí con el cerebro totalmente revolucionado, con la sensación de tener un gran producto (espacio pangea) entre las manos y con grandes posibilidades, un diseño de despacho innovador y nuevamente con ganas de jugar y crear en el espacio después de unos meses con la creatividad por los suelos.

Estos días toca recoger las reflexiones tras el congreso, ordenar las ideas ejecutarlas y nuevamente siento las ganas de compartir con vosotros a través del blog.

Nos vemos

martes, 9 de mayo de 2017

PRESENTACION NUEVO DESPACHO

Este jueves toca presentar el despacho "Espacio Pangea Abogados" materializando el proyecto creado durante estos meses e inaugurando una exposición de arte en el mismo. Estais invitados a venir a ver la exposición y estaré encantado de enseñaros personalmente el espacio y explicaros el proyecto.

EXPOSICION “COMO UN TODO”

¿DE DONDE VENIMOS?
ESPACIO PANGEA surge de la confluencia de tres abogados que entendemos que queremos hacer las cosas de una manera distinta sin encerrarnos en los servicios jurídicos y buscando otra relación con los clientes dando espacio a sus emociones y con la comunidad donde radicamos habilitando un local donde se puedan hacer acciones formativas, expositivas, eventos, etc.
¿QUE ES ESPACIO PANGEA?
Utilizamos el concepto ESPACIO porque en nuestro centro no solo se dan servicios jurídicos. La oferta de servicios jurídicos se amplía con otras acciones como Talleres Formativos, Eventos, área de Innovación y Coworking porque entendemos el espacio como un todo dirigido a que pueda ser usado por nuestros clientes de una variedad de perspectivas de satisfacción de sus intereses. Además queremos que a la hora de sentir ese espacio, nuestros clientes lo sientan de una manera colectiva y grupal sintiéndose a la vez agentes y partícipes del mismo.
Queremos que nuestros clientes se sientan parte de una COMUNIDAD con capacidad de decisión y de ser oídos en las decisiones que tomemos y que sientan un espacio acogedor y propio en el que se sientan seguros y acompañados.
Como profesionales queremos que el ESPACIO sea construcción y cambio, huyendo de lo estático que impide la mejora y la evolución. Un ESPACIO que se construye sobre nuestra manera de ser y dar cimentado en la especial unión entre los profesionales del mismo.
LA EXPOSICION: COMO UN TODO
Como un todo surge del proceso creativo de adaptación del local donde está ESPACIO PANGEA a nuestro proyecto y del propio proceso creativo del mismo y de la especial simbiosis con el artista Yendris Patterson durante su ejecución.

Ese proceso se ve reflejado en la exposición del mismo nombre con las obras de Yendris Patterson que pueden ser visitadas hasta el 15 de julio de 10:00 a 13:30 o de 17:00 a 20:00 de lunes a viernes.

EL ARTISTA: YENDRIS PATTERSON
Nacido en isla de la Juventud (Cuba) en 1978, la obra de Patterson, coherente y comprometida con la sociedad que le envuelve. constituye una crónica antropológica evolutiva que el artista va absorbiendo de los distintos contextos que ha habitado, para transformarla en su propia obra, la religión, las ideología, la existencia, la permanencia, el riesgo, el poder y las razas, nutren cada uno de los proyectos en un lenguaje multidisciplinar que discursa desde lo más efímero hasta lo imperecedero. La transformación se ofrece en su obra pues la mayoría de las mismas son creadas desde objetos preexistentes interviniendo sobre los mismos y creando nuevos objetos dentro de una obra multidisciplinar.

Conoce más sobre su obra en su web


miércoles, 19 de abril de 2017

ODISEA EN EL HIPERESPACIO LEXNET

Tras dos días sin poder enviar escritos de trámite por Lexnet, sistema obligatorio para cumplir con los plazos procesales y enormes dificultades para poder descargar las notificaciones, lo cual me está haciendo no dedicar el tiempo que debo a otros menesteres y obligaciones, retrasos en el trabajo y en atender a mis clientes además del estrés añadido por acercarse el fin de plazo sin poder cumplir con enviar el escrito, el canal técnico de Lexnet me da como unica solución que ponga una incidencia así que aquí os copio la incidencia.

Lo cierto es que periodicamente se hacen modificaciones en la aplicación. Cada vez que se hacen hay abogados y procuradores que sufren problemas de acceso, no todos, pero si muchos y no siempre los mismos. Entonces se abre un periodo en el cual cada uno se pelea como puede con el sistema. Quien debería de saber lo que pasa no sabe por qué pasa ni a quien le pasa, te van dando 'soluciones? tipo prueba esto o prueba a lo otro a ver si por casualidad funciona o porque a mengano vete a saber por qué le ha funcionado.

Esto pasa y los sufrimos los abogados de a pie con la complacencia de nuestros representantes, Colegios, Consejo General de la Abogacía y Ministerio de Justicia NO HACEN ABSOLUTAMENTE NADA.

Mientras el abogado de a pie no duerme pensando en si va a poder enviar el escrito o no, se agobia y estresa, se vuelve un informático modificando aquí y allá, sufre y se desespera ante al oprobio de que quien debería velar por nuestro ejercicio, que tengamos los medios adecuados y que no se afecten derechos de los ciudadanos no lo haga.

Mi desesperación y mi queja:

"No puedo enviar escritos de trámite dado que el menu desplegable obligatorio para seleccionar el tipo de escrito no funciona, así como otros menús desplegables. Me está impidiendo enviar escritos cumpliendo con los plazos procesales con los perjuicios que ello puede conllevar en el procedimiento en cuestión.

Además, tengo enormes problemas para descargar las notificaciones por lexnet y para aceptarlas lo que me ha ocasionado ya la reprimenda de algún juzgado por ello.

He probado desde cuatro ordenadores distintos, he seguido todas las indicaciones que me han facilitado los técnicos como volver a instalar los drivers del certificado, cambiar la configuración en internet explorer. Usar otro navegador como mozilla firefox que me da identicos o similares problemas, actualizar java. He comprobado desde la propia aplicación de la web de lexnet si mi ordenador está correctamente configurado y lo está

Es inaceptable trabajar en estas condiciones, que de repente un día funcione y otro no, que no te sepan responder por qué se produce ese problema en tu ordenador, por qué otros compañeros no tienen el problema y otros sí. Que no haya una solución sino chapuzas tipo prueba esto o lo otro porque a fulano le ha funcionado.

Están en juego derechos de los ciudadanos y responsabilidades profesionales

ESTOY HARTO"

jueves, 30 de marzo de 2017

CHISTES DE CARRERO BLANCO: EL FALSO DEBATE

En unos días de especial sensibilización por sentencias condenatorias de tuiteros que han hecho (entre otras cosas) chistes de carrero blanco he tratado este tema desde un perfil técnico en mi blog sobre derecho penal y nuevas tecnologías, así que aconsejo ampliar la lectura de esta entrada con estas otras específicas que dan mayor profundidad y rigor:


En esta sobre la condena del Tribunal Supremo a Strawberry explico la posición del Tribunal Supremo sobre esta cuestión

Y en esta otra entrada hago un pequeño estudio de las sentencias existentes sobre enaltecimiento al terrorismo en internet

Centrada la cuestión técnica vamos a pasar a una cuestión ética (este blog es para eso) y a la alarma social que se está generando. Y a dónde está el verdadero debate oculto que pocos se atreven a apuntar y desde luego no los políticos, que son quienes deben solucionar esta cuestión como indico en la primera de mis entradas que he citado

En primer lugar hay quien enfoca esta cuestión desde una lesión de la libertad de expresión. Error. No tiene nada que ver. La libertad de expresión tiene unos límites, que han sido definidos por el Tribunal Constitucional y por resoluciones de otras instancias internacionales. Y claramente y dificilmente discutible, uno de dichos límites es en abstracto lesionar el honor y la dignidad, sobre todo de aquellas personas o situaciones que entendemos especialmente protegidas. Nuestra sociedad entendió, que se debía proteger especialmente la dignidad de las víctimas del terrorismo y de ahí surge en el año 2000 (en un determinado contexto) el delito por el que son condenados quienes hacen chistes sobre Carrero Blanco. Luego en definitiva, hablar de lesión de la libertad de expresión no tiene sentido. Prohibir ofender (a cualquiera) no lesiona la libertad de expresión. Otra cosa es que esa prohibición sea delito, recientemente se han despenalizado las injurias dejando solo las graves.



Sentado lo anterior, llegamos al núcleo de la cuestión, la consideración de víctima del terrorismo. A Carrero Blanco lo mató ETA y si aplicamos la sencilla ecuación Carrero es una víctima de ETA. Y en el caso de Carrero Blanco se suscita por tanto una controversia digamos moral o ética fruto de la profunda hipocresía de la sociedad española (probablemente de otras muchas, pero esta es la que conozco). ¿debemos ver igual la acción de eliminar a figuras históricas reprochables? ¿Si (no voy a hacer un auto efecto godwin) un tirano homicida y asesino es objeto de un magnicidio, estamos ante otro asesino o ante un heroe? No damos socialmente respuestas unívocas sino sesgadas, un mismo acto podemos considerarlo moralmente correcto y justificado y no justificado según nuestros sesgos. En el fondo todos están de acuerdo con Maquiavelo con lo de que el fin justifica los medios, cuando el fin coincide con el que consideran correcto, pero pocos afirmamos y defendemos esta cuestión en público. El discurso socialmente correcto es negar lo positivo de la violencia y criminalizar a quien diga algo parecido.

Me estoy dispersando. Vuelvo a la cuestión. Si los chistes se hicieran sobre otra víctima del terrorismo (recuerdo especialmente a los niños muertos en el atentado a la Casa Cuartel de Zaragoza) nos repugnaría en mayor medida que lo que nos repugna (a mi nada) los chistes de Carrero Blanco. Incluso los mayores indignados con estas condenas y que hablan de libertad de expresión obvian que Carrero no fue la única víctima de ese atentado y por lo visto esas personas ya ni existen ni son consideradas, son un mal menor. Los mismos que pondrán el grito en el cielo ante muertes de civiles inocentes en países en conflicto actualmente, dependiendo de quien lance el misil claro.

Y es que en un sentir mayoritario, hay unas acciones correctas y justificadas moralmente que se realizaron por ETA durante el franquismo frente a las realizadas después de la muerte de Franco, y lo que nos indigna socialmente de estas condenas es que se proteja la memoria de una pieza esencial del régimen franquista.

Ese y no otro es el debate. No el de la pretendida defensa de la libertad de expresion. Un ejercicio colectivo de enorme hipocresía social. 

Que ya hay narices de estar haciendo chistecitos sobre algo pasado hace 40 años, en vez de dar la cara por cuestiones más actuales. Y ya hay narices de meter a gente en prisión por chistes.

sábado, 18 de marzo de 2017

AMPLIACION DEL PLAZO DE SUSPENSION DEL LANZAMIENTO EN EJECUCIONES HIPOTECARIAS

El gobierno de Mariano Rajoy sigue con su desmedida (e inconstitucional) afición a gobernar mediante decreto ley. Hoy sábado 18 de marzo tenemos una buena noticia para los deudores hipotecarios. Como explicaba en esta entrada del blog (es un tema del que suelo informar en el blog) por Real Decreto Ley 27/12 posteriormente validado por la ley 1/13 se establecieron unas medidas de protección de los deudores hipotecarios (insuficientes, todo hay que decirlo). La más importante de ella es la posibilidad de que cumpliendo unos requisitos el deudor pueda pedir la suspensión del lanzamiento, algo que se puede realizar hasta el mismo momento del lanzamiento de la vivienda, es decir, incluso con posterioridad de la subasta y adjudicación de la vivienda al banco ejecutante u otra persona o entidad. En esa norma se establecía un plazo de duración de esta suspensión de dos años desde la fecha de entrada en vigor de esa norma, es decir hasta el 15 de mayo de 2015. El 15 de mayo de 2015 persistía esta grave problemática social y dicho límite fue modificado por el Decreto Ley 1/15 introduciendo la modificación en el artículo 1 de la ley 1/13 por la cual se ampliaba por dos años más dicho límite es decir hasta el 15 de mayo de 2017.

Muchos nos temíamos que llegada esta fecha se acabaría esta situación. Bien, por Real Decreto Ley 5/17 se amplia dicho plazo de suspensión hasta el 2020.

Por otra parte se faculta al ejecutado que esté en dicha situación de suspensión a poder solicitar y obtener un arrendamiento de la vivienda en las condiciones que se recogen en el citado Real Decreto. La redacción de la norma es defectuosa, como es habitual con este gobierno, y puede generar confusión. Así si bien en el artículo 1 parece entenderse que puede pedirse en cualquier momento de dicho plazo de suspensión (hasta el 2010), la lectura del nuevo artículo 4 precisa que hay un plazo de seis meses para pedirlo que se computará:

- para aquellos que ya tienen dicha suspensión, desde la entrada en vigor del Decreto Ley (que como nos acostumbra la deficiente práctica legislativa de este gobierno, es desde el domingo 19 de marzo, al día siguiente de la publicación en el BOE hoy sábado)

- para el resto, desde que se acuerde la suspensión

Respecto a la renta, el modo de cálculo es confuso nuevamente al hablar por un lado del 3% anual del valor de la vivienda en el momento del remate y a su vez hablar de tasación aportada por el ejecutado. Nos llevará a controversias.

El texto literal del Real Decreto habla de "el alquiler de la misma por una renta anual máxima del 3 por cien de su valor al tiempo de la aprobación del remate, determinado según tasación, aportada por el ejecutado y certificada por un tasador homologado de conformidad con lo previsto en la Ley 2/1981, de 25 de marzo de Regulación del Mercado Hipotecario"

El hecho de que se introduzca la novedad de la posibilidad del alquiler debe entenderse necesariamente como que no va a haber más prórrogas, y cada deudor hipotecario deberá valorar la posibilidad de asegurarse un contrato de alquiler que le estabilizara en el uso de la que fue su vivienda habitual.

domingo, 26 de febrero de 2017

JURISTISMO

Me permito la licencia de inventarme esta palabra y concepto, el "juristismo". Si el machismo según la RAE sería la "actitud de prepotencia de los varones sobre las mujeres" el juristismo sería lo mismo, pero de los juristas (con estudios de Derecho) sobre los legos.

Esta semana el juristismo en redes sociales ha sido especialmente atroz. Se veía venir con el anuncio de la notificación de la sentencia del caso Noos y el calentamiento previo a dicha publicidad que ya se efectuaba por jurististas en redes sociales. Estaba claro que en aspectos concretos de la misma, es decir si se condenaba o no a Urdangarín y a su esposa Cristina de Borbón la polémica estaba servida, se hiciera lo que se hiciera. No era un caso mediático más, era probablemente EL CASO MEDIATICO con mayúsculas, Siempre iba a quedar alguien descontento y crítico con la sentencia.

Y efectivamente la absolución de la infanta generó olas de indignación, y ante esta ola de indignación surgió otra ola, menor en intensidad por su menor número de integrantes pero nutrida porcentualmente por la mayoría de las cuentas de juristas en redes sociales. Así sistemáticamente todo jurista que se preciara debía manifestar públicamente su desagrado ante las críticas del populacho. ¿Cómo osaban criticar una sentencia sin haberla leido? exclamaban al unísono paradójicamente esos mismos abogados que generalmente no leen con atención las propias sentencias o resoluciones judiciales que afectan a sus clientes, o las leen de cruzado y en diagonal. 

Las redes sociales no dejan de ser la nueva High School así que cual recién llegado a Beverly Hills buscando el favor de Brandon y Brenda, todo jurista debía imitar las conductas del resto de la manada y buscando la mirada complaciente de las cuentas más populares y con un poco de suerte una mención o un RT, golpear su pecho muy fuerte y echarse ceniza por la cabeza, mientras se lamentaba muy ostensiblemente del hecho de que personas desconocedoras del derecho pudieran manifestar su decepción y su sentir ante una resolución judicial.

Los mismos que plagan sus resoluciones judiciales de latinajos, aforismos o que tienen una técnica de redacción que obliga a leer el mismo párrafo (algún párrafo tiene una extensión de varias páginas) miles de veces para entender algo; que utilizan un lenguaje incomprensible, lleno de expresiones propias del gremio medieval (el lenguaje oscuro de los gremios era deliberadamente cerrado para no ser entendido por el no pertenciente al gremio) o con circunloquios desesperantes (recuerden la excena de "Una noche en la Opera" de los hermanos Marx en que van abreviado el contrato de las partes contratantes de la primera parte ...); es decir, quienes levantan un muro de incomprensión alrededor del derecho se quejan amargamente de que el resto no tiene conocimientos jurídicos y no entienden..

Muchos de ellos cruzaron la linea entre la comprensible queja ante la concreta barbaridad técnica jurídica y el clasismo, pues clasismo es ofenderse porque la gente opine sobre un tema sin tú a la par explicar o divulgar el conocimiento que evite el error, obviando que existe la libertad de expresión y de opinión (otra cosa es que esta sea correcta o equivocada). Y muchos demostraron vivir en la torre de marfil (término que utilizaba mi especialmente incomprensible profesor de Derecho Internacional Privado) del Derecho, que es no entender que hay materias jurísicas que afectan a los sentimientos y las sensaciones de los ciudadanos, el caso Noos lo era especialmente, y los buenos juristas han de atender a esos efectos emocionales colectivos que genera la aplicación del Derecho.


Artículo originariamente publicado en la columna de Alfredo Herranz en Law and Trends

domingo, 19 de febrero de 2017

LA REFORMA DE LAS COSTAS

Desde hace años he defendido que el sistema de costas procesales debe ser revisado, me parece un sistema mejorable. Cuando he reflexionado sobre el tema me he dado cuenta que es un examen que debe hacerse con moderación y profundo análisis para realizar la más óptima mejora del mismo dado que es necesario conciliar diferentes objetivos para evitar repercursiones sobre la tutela judicial efectiva. Así, no puede desincentivarse la litigación pero si penalizar de algún modo a quien obliga a litigar. 

En mi opinión algunos de los efectos nocivos se generan de los propios criterios orientativos para determinación de costas procesales, que son "hijos no reconocidos" de los ineficaces (por fuera de mercado) criterios orientativos que se llevó por delante Competencia y que sigue (naturalmente por esa relación de consanguinidad) teniendo como punto de mira en su actual versión de criterios para fijar costas. Ya fui crítico en su día cuando se modificó hace pocos años el sistema en la jurisdicción contencioso administrativa que ha visto su particular "solución" con la moderación de costas por parte de los jueces o como de una manera positiva (en mi opinión) mi colegio de abogados modificó y redujo sensiblemente los criterios de costas en las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual también hace pocos años cuando percibiamos el drama de los desahucios como punto álgido en lo más duro de la crisis económica.

La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española ha anunciado un plan estratégico de la abogacía donde se recoge la modificación del sistema de costas para eliminar el sistema actual. Esto ha generado una notable controversia y enfado en muchos abogados si atendemos al sentir generalizado que he percibido en redes sociales. Ya sabemos que las redes sociales no lo son todo ni son representativas pero son un cauce de comunicación y de expresar sentimientos y sensaciones que por parte de la Abogacía institucional o no se entiende o se ignora, alternativas que no se cuales me parecen más graves. También he visto voces a favor, las menos, pero también. Esto indica la necesidad de un debate al respecto.

En relación al enfado no ha ayudado el momento (peor momento no se ha podido elegir cuando se avecinan muchas demandas de consumidores) ni la forma (por total y absoluta sorpresa para el colectivo).

Es normal que el colectivo cogido por sorpresa se inquiete (sin darse cuenta de otros elementos del plan estratégico que les afectan del mismo modo) pues afecta a sus propias estrategias de despacho (aunque muchos despachos no cuenten con estrategia) y afecta a su negocio. Máxime cuando hay modelos de despacho que de pocos años a esta parte sustentan su negocio sobre el régimen de costas.

Ya tenemos dos motivos para el debate, uno la sensibilidad del tema, dos el relacionado con el modelo de negocio. Aspectos emocionales y racionales. Los dos generarían en un sistema representativo y democrático la necesidad de abrir un modelo de debate y participación que recoja esas sensibilidades e ideas. Entre todos se construye mejor. Es la inteligencia colectiva que algunos llevamos años trabajando y defendiendo.

Frente a ello el oscurantismo. He preguntado públicamente donde se puede acceder a ese plan estratégico y no ha habido respuesta. Me propongo pedirlo de otros modos y animo a todo abogado a que así lo haga. Es tan sencillo como colgar un enlace en la web. Si ante algo que preocupa se levanta la muralla de la ocultación, es normal que las sensibilidades se afecten.

Me pareció percibir en redes sociales que la lectura institucional que se hace es equivocada, pensando que hay campañas orquestadas o motivaciones políticas o de otro tipo. Ya he vivido estas situaciones antes y se a lo que conducen, a nada positivo para el colectivo, enfrentamientos y discusiones. La información, la apertura y a la transparencia son buenos productos para generar tranquilidad, entendimiento y construcción positiva en algo que nos afecta no solo a los profesionales, sino también a los ciudadanos.

Calmemos los ánimos y generemos ese debate y escucha colectiva.


Entrada originariamente publicada en La columna de Alfredo Herranz en Law and trends