jueves, 23 de julio de 2015

MATRIMONIO ANTE NOTARIO

Puede haber algo más romántico? Y te lo tienes bien empleado por ir al cine todas la semanas por rutina y no saber que hacer con tu novia. O novio. O miembro o miembra. Seamos correctos. Aprovechaste esa escapada a París con ryanair para pedirle matrimonio a tu pareja y te dijo que si, y aunque luego te entro el canguelo sabias que preferías susto a la muerte lenta que con más crueldad que un inquisidor con almorranas te aplicaría la parte contraria en caso de echarte atrás. Y aun así y todo ahora te ves en la tesitura de explicarle que la ceremonia va a ser ante notario. Ante notario. Y ella que espera una boda como la que ha visto en tantas películas americanas. Y como consigues convencerla de que eso es buena idea. Haces memoria de las veces que has sido encontrado en renunció y como escapaste de todo aquello, como cuando le dijiste lo que verdaderamente opinabas de su madre aprovechando el momento que se estaba quejando de ella, o cuando ... La lista es tan larga. Y parece que siempre escapaste de esas situaciones con más habilidad que James Bond ante Spectra. Pero ahora estas asustado, tu vida va en ello, pero alguien debe ..., no. Tu debes explicarle que os vais a casar ante un notario.

Y vaya notario. Puede haber uno con más cara de notario? Ese rictus. Esa mirada que no sabes muy bien que te esta diciendo. Ese tono de voz que inquieta mas que el de Hannibal Lecter invitándote a degustar un plato. Esa seriedad, que te lo imaginas viendo aterriza como puedas con el mismo gesto que si viera una película de bergman.

Y como se te ocurrió pensar que los notarios casarían como esas ceremonias que has visto en las películas americanas propias de las Vegas? Total no habías bebido tanto cuando se te ocurrió. Que vale que no fueran vestidos de Elvis y que se hubieran adaptado a algo mas Kitsch español, y eso que te reíste bastante imaginando al notario disfrazado; pero es que nada de variedad ni ceremonias donde elegir. Ni posibilidad de elegir un recinto o temática, que este señor dice que te lee la escritura y firmas como cuando contratas una hipoteca. Que al fin y al cabo viene a ser lo mismo. Algo muy difícil de quitarte de encima si te arrepientes.



Así que cuando te puso el ejemplo te salió la pregunta. Como no la ibas a hacer con todo lo que has leído en prensa todo este tiempo. Informará sobre las clausulas abusivas? Porque ya hay un montón de cosas que has dejado de hacer o haces mucho menos que antes de iniciar la relación, que nunca has negociado, hay algo mas abusivo que eso? Pues al menos que el notario le diga que eso es un abuso. Todavía recuerdas la cara que puso el notario al preguntárselo.

Y es que lo estas viendo, al notario, leyendo apresuradamente saltándose palabras y líneas. Recitando artículos como si estuviera cantando los temas de una oposición. Y explicando. Explicando que? El régimen económico matrimonial? Desglosando bienes privativos? 

Te agobias. Y sonríes maliciosamente porque acabas de encontrar la solución. Si hay una escritura notarial luego tendrás que ir al registro et voila, el registrador no te la inscribirá porque faltara esto lo otro o lo que esa mañana se le ocurra ... Pero tu gozo en un pozo. La privatización no ha llegado hasta allí. El registro civil todavía no lo gestionan los registradores.

Y lloras. Y vuelves a la notaria a hacer tu testamento. Si al menos tuvieran una oferta de 2x1

Pero ni eso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada