domingo, 18 de enero de 2015

CIUTAT MORTA Y EL EFECTO STREISAND

Creer ciegamente en el sistema no es bueno, porque el sistema comete errores o tiene momentos de profunda repugnancia y hedor. El caso 4F huele mal, muy mal y se explica muy bien en la película documental Ciutat Morta. No hay nada malo en dudar del sistema y en entender que un procedimiento judicial penal puede acabar condenando a inocentes. Y sí hay mucho mal en pensar en que algo así no puede suceder. Porque sucede. Y es normal que suceda en tanto en cuanto es normal que haya errores. Y cuando no es un error sino corrupción también hay que saberlo, para condenarlo y poner los medios para que no vuelva a pasar.

Ayer se emitía en TV3 en Catalunya el documental y se instó por el exjefe de información de la Guardia Urbana de Barcelona la omisión de algunos minutos del documental por afectar a su derecho al honor obteniendo resolución judicial al efecto. El resto del documental fue emitido.



El documental se ha proyectado en muchos sitios, y es fácilmente accesible en la web (aquí pongo un enlace para poder ver Ciutat Morta tal y como fue emitida en tv3), así mismo ayer era muy fácil obtener enlaces a través de tuiter y otros medios para poder ver los minutos que habían sido objeto de la resolución judicial y que la mayoría de la población entendió como una censura. Y es bueno explicar, en la línea de otras entradas donde trato temas relacionados con internet y redes sociales que se generó un efecto streisand.

El efecto streisand es algo propio de internet y sucede cuando la comunidad internauta detecta o entiende que hay una situación de censura en el sentido de que hay una información que no se quiere que se sepa. Inmediatamente se genera una ola de movimiento en internet difundiendo y poniendo en comunicación la información que es objeto de la censura (o de lo que la comunidad internauta entiende como censura) provocando que aquello que no quiere que se sepa en realidad llega a conociemiento de mucha más gente de la que la hubiera sabido y sobre todo de gente que para nada conocía lo que es objeto de censura.

Así, ayer mucha gente conoció el caso 4F y el documental Ciutat Morta, la emisión del documental tuvo un share del 20% cuando el share medio de la cadena no llega al 2% y miles de personas accedieron al trozo omitido y que circulaba velozmente por internet.

En definitiva los instrumentos de protección al honor, por un lado, y la gestión de la comunicación e información por el otro, deben ser revisados a la vista de este tipo de prácticas y fenómenos. También el miedo que tienen muchos a que la ciudadanía tenga acceso a la información y opine por sí misma. Así mismo el miedo a saber o a pensar que no todo funciona correctamente en el sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada