viernes, 17 de noviembre de 2017

HACKATON

Hoy me voy de Hackathon. ¿Y qué es un hackathon?

Pues en el caso de un hackathon legal que es donde voy a participar, se trata de un encuentro de profesionales multidisciplinares, desde programadores a juristas pasando por expertos en gestión y marketing que trabajan colaborativamente durante un periodo de tiempo (este fin de semana) en el desarrollo de una aplicación legal.

Desde la realización del primer hackathon legal siempre había tenido ganas de acudir a uno y por unas circunstancias y otras no había podido participar. Esta vez gracias al Instituto de Innovación Legal voy a poder participar en #HackTheJustice


Durante 48 horas tendré la oportunidad de estar con amigos y conocidos, conocer gente nueva, aprender, trabajar colaborativamente y quien sabe si incluso ganar.

Me conformo con participar en la experiencia y aprender para poder más adelante germinar alguna de mis ideas en una app. Proyectos e ideas y momento vital de ejecutarlas.

A la vuelta, contaré la experiencia


domingo, 29 de octubre de 2017

SOLIDARILAW

Una entrada breve para no desviar la atención de lo esencial.

Fernando Díaz Marroquín (@fdodm en tuiter) ha trabajado la ley de sociedades de capital y realizado una obra jurídica comentando la misma y poniendola a disposición en abierto para toda persona que esté interesada en la misma. Abogados y otros juristas del ámbito mercantil alaban la calidad de la misma.

La ley de sociedades de capital comentada por Fernando Díaz la teneis en drive en este enlace

Lo que Fernando pide (que no exige, ahí está la grandeza de este hombre) es una DONACION a una de las dos entidades siguientes: la Fundación Garrigou o la Fundación Aladina. Os pongo a continuación los números de cuenta por si quereis contribuir.

También agradecería toda la difusión que le podais dar a esta iniciativa, que pone en valor los aspectos positivos de las redes sociales, la importancia de la comunidad (en este caso con efectos solidarios) y eleva a un nivel superior lo que ya de por sí era un importante trabajo (la ley comentada) con una inusual mentalidad colaborativa (puesta a disposición en drive).

Las cuentas bancarias donde efectuar la donación:

Fundación Garrigou: ES21 0081 0309 7700 0161 8772 (aquí teneis enlace para hacer donativos)

Fundación Aladina ES50 0049 1838 1122 1037 4758 (aquí teneis enlace para hacer donativos)

miércoles, 20 de septiembre de 2017

CONSEJOS ANTE UN DESPIDO

Estos meses están viniendo clientes a Espacio Pangea Abogados con está problemática, la de un despido, así que voy a hacer una pequeña recopilación de aspectos a tener en cuenta cuando hay un despido. Naturalmente no lo son todos y es necesario que quien sufra un despido acuda rápidamente a un abogado (luego explicaré por qué la celeridad) para poder analizar adecuadamente su caso. Pero veo importante el explicar unas cosas que observo que generalmente se desconocen:

1. Si bien es bastante fácil para un empresa (y cada vez más barato) para una empresa el despedir a un trabajador, el Estatuto de los Trabajadores establece la necesidad de unos requisitos mínimos. De este modo, SI EL DESPIDO NO CUMPLE LA FORMA aunque haya una causa para ello, EL DESPIDO SERA IMPROCEDENTE.

2. Si has trabajado en el mismo puesto de trabajo, pero HAS TENIDO CONTRATO CON DIFERENTES EMPRESAS, sobre todo si alguna o algunas de tus contrataciones ha sido con contrato temporal, ES MUY PROBABLE QUE LA INDEMNIZACION QUE TE DA LA EMPRESA ESTE MAL. Y en estos casos, no solo te corresponde una indemnizacion superior sino que también podríamos estar ante un DESPIDO IMPROCEDENTE

3. Cada vez es más fácil para la empresa despedir por CAUSAS OBJETIVAS (económicas, organizativas o productivas) pero SI LA CARTA DE DESPIDO ESTA MAL REDACTADA estaremos ante un DESPIDO IMPROCEDENTE



4. TODO DESPIDO HA DE SER MEDIANTE CARTA DE DESPIDO pero si el despido no tiene carta, porque por ejemplo el jefe te dice de palabra que no vuelvas, sería un DESPIDO VERBAL y por no cumplir los requisitos (ser por escrito) IMPROCEDENTE. En este caso, debes ir cuanto antes a un abogado.

5.NUNCA HAY QUE FIRMAR EL FINIQUITO (pues en la práctica totalidad de las ocasiones impediría reclamar) . El finiquito es el documento donde se recoge la liquidación y suele contener una redacción en la que el trabajador reconoce estar satisfecho y que no va reclamar contra la empresa. Sí que se puede firmar la carta de despido, que es el documento donde el empresario comunica el despido y las razones del mismo. Si tienes dudas no firmes o firma no conforme y LLEVA LAS COPIAS DE LOS DOCUMENTOS A QUE TE LO EXAMINE UN ABOGADO.

6. El PLAZO PARA RECURRIR es muy corto, VEINTE DIAS. De ahí la necesidad de ir cuanto antes a un abogado.

7. Antes de acudir a juicio, hay que hacer una CONCILIACION. Muchas veces podemos intentar sacar una INDEMNIZACION SUPERIOR A LA OFRECIDA en la negociación de la conciliación.

martes, 19 de septiembre de 2017

VIOLENCIA DE GENERO E HIPOCRESIA

Mi socia Laura dice que todo pasa por algo, y aunque le bromeo sobre ello con especticismo a veces el Universo que diría ella parece darle la razon.

Hoy me he encontrado casualmente con Carolina (nombre ficticio). Una víctima de violencia de género con una de las situaciones más aberrantes que he conocido nunca. Fui su abogado durante varios años en muchos (demasiados) procedimientos: las diligencias por la agresión que supuso la primera denuncia, OCHO quebrantamientos de condena, procedimientos civiles para fijar medidas con el menor, y otros juicios menores derivados de incumplimientos por el padre de regimenes de visita y mil (numero figurado) conflictos e incidencias. Devastador para cualquier persona.

Recuerdo que un día, pues naturalmente ya desarrollamos una relación especial que excedía de la meramente formal abogado - cliente, y existía la confianza para reflexionar conjuntamente sobre cosas, le dije, si un día te mata, escribiré un libro y se sabrá todo. Y es que sí, llegó un momento en que ambos normalizamos que podía ocurrir que un día la matara.

Carolina fue una víctima en un entorno rural. Carolina además no era de allí, era la de fuera. El comportamiento de Carolina era juzgado una y otra vez, el hecho de que denunciara, lo que hiciera con su vida y las decisiones que tomara posteriormente. Al cuarto o quinto quebrantamiento, ya no recuerdo bien, Carolina llegó a tener que abandonar el pueblo por miedo y venir a Zaragoza.

Recuerdo tras la primera denuncia y acordarse la orden de alejamiento (lo que realmente se llama medida de no acercamiento y no comunicacion) que tantas veces se quebrantó, la sensación que tuvimos todos de que iba a quebrantar, como así pasó.

Recuerdo en cada quebrantamiento el comportamiento complaciente de la Guardia Civil del pueblo para con el quebrantador, y que solo le faltaba no detenerlo y darle simplemente un rapapolvo verbal: "Agustín, hombre, no lo vuelvas a hacer, no seas malo" (Agustín también es un nombre inventado).

Recuerdo como cada denuncia era recogida con hostilidad, dando a entender que molestabamos con cada procedimiento.

Recuerdo tener que partirme la cara con cada quebrantamiento para pedir el ingreso en prisión preventiva, que se denegaba sistemáticamente.

Recuerdo que en cada uno de esos procedimientos penales, el fiscal no estaba presente.

Recuerdo también tener que pegarme (figuradamente claro) con todos hasta que al final conseguí que Carolina tuviera asignado un dispositivo electrónico para controlar el alejamiento de Agustín. Todo problemas para conseguirlo, gestionarlo y las incidencias posteriores.

Recuerdo cuando al fin conseguí que entrara en prisión preventiva

Recuerdo como el procedimiento principal y los quebrantamientos se eternizaban en su tramitación de diligencias previas por el deficiente funcionamiento de aquel juzgado

Recuerdo cuando salió de prisión preventiva y se reiteraron los quebrantamientos de todo tipo: comunicación, acercamiento.

Recuerdo cuando Carolina decidió por miedo venir a Zaragoza y tiempo después tuve que pelearme con las instituciones que supuestamente debían protegerla y darle una casa de acogida.

Recuerdo los problemas que tuvo Carolina con las "profesionales" que se supone que trabajan para ayudar a las víctimas.

Recuerdo su precariedad y problemas para mantenerse mientras nada ni nadie la ayudaba y ella intentaba rehacer su vida, con hijos menores a cargo.

Recuerdo perder (es difícil probar infracciones de acercamiento salvo las in franganti o notables, sin testigos) y recuerdo ganar otros juicios

Recuerdo cuando entramos en la dinámica de ingresos en prisión de Agustín por esas condenas hasta que tras varios años tras empezar ya habíamos acabado con todo y solo quedaba esperar a que saliera de prisión. Y recuerdo hablar y ser conscientes todos: ella, su nueva pareja, la guardia civil del nuevo pueblo donde vivía y yo, que cuando Agustín saliera de prisión algo gordo iba a pasar. Recuerdo tener todos la sensación de lo inevitable, de estar preparados, pero a la vez ser conscientes de que podía pasar.

Recuerdo más cosas que ahora no puedo contar pues significaría dar ya pistas definitivas para identificar la historia, algo que no voy a hacer.

Prefiero que ahora recordemos todos, cómo mientras Carolina sufría ese calvario solo me tuvo a mi, a su abogado. Todos los que debían ayudarla a protegerla, se pusieron de perfil, miraron a otro lado, la culpabilizaron y victimizaron, la bloquearon, le dificultaron todo. Y eran quienes tenían la responsabilidad de ayudarla y protegerla.

Por eso, ese día, le dije a Carolina, que si un día la mataba, escribiría un libro y lo contaría todo.

Y cuando digo que solo me tuvo a mi, no lo digo por mi, por mi ego o por reconocimiento. Hice lo mismo que hubiera hecho cualquier otro abogado. Lo mismo que hacen todos los días los abogados en los servicios de asistencia a mujeres maltratadas. Acudiendo a la hora que sea, de día o de noche, de madrugada, conduciendo kilómetros, escuchando y entendiendo, comprendiendo sus decisiones, apoyandolas frete a todos los que les juzgan. En la sombra, detrás, que es donde mejor se apoya. Sin buscar titulares, ni fotos ni entrevistas (como esas asesoras que se ponen de moda), sin levantar banderas de causas sin importarles la víctima concreta.

Porque todos esos que miraron para otro lado, son los que van dando lecciones, los que sueltan dogmas, los que imponen criterios y visiones. Los que quieren sentirse bien ellos mismos, mira cuanto hago y que implicado estoy. Los que dicen denuncia, denuncia, pero eso sí, luego no estarán ahí para partirse la cara cuando estén solas y nadie les apoye ni proteja, los que les da igual la soledad de la víctima ante el procedimiento penal donde solo contará con su abogado. Los que si les dices esto te acusan de ser cómplice con el maltrato. 

Ayer me dijeron eso en tuiter, mintiendo, dijeron que yo defendía que no se hiciera nada cuando agreden a una víctima. Me dijo eso alguien que seguro no ha estado en un juzgado de violencia de género ni una puta vez en su vida. Eso me dijeron ayer. Y hoy, me he encontrado a Carolina y como siempre que la veo, le he preguntado "¿todo bien Carolina? Y ella me sonríe y me dice, sí.

Y mi corazón se alegra.

jueves, 3 de agosto de 2017

VACACIONES

Ayer, el perfil en tuiter de la web todojuristas preguntaba a varias cuentas con presencia en las redes sobre las vacaciones en los abogados, de una manera ya dirigida pues daba a entender la inexistencia de las mismas con una absoluta desconexión, al dar varias opciones de atención a los clientes. La limitación de tuiter para estas respuestas hace que utilice el blog para ello.

Vacaciones sin desconexión no son vacaciones. Uno de los males de la manera de vivir la vida actual es no ser capaces de estar en el presente de lo que estamos haciendo, con pensamientos invasivos que nos hacen huir de vivir lo que estamos haciendo en ese mismo instante. Si estamos de vacaciones, estamos de vacaciones. No hay más.

El siguiente punto del debate, me dirán, ¿pero se puede? A lo que debo ponerme en plan "podemita" y decir SI, SE PUEDE. Y es que si no podemos es porque o verdaderamente no queremos o no sabemos como hacerlo. Lo primero por tanto es querer desconectar y descansar. ¿Lo queremos? Y es que la pregunta no es trampa, dado que cada vez hay más necios difundiendo un mensaje explotador por el cual las vacaciones y el descanso es algo malo y negativo. No. No lo es. Es Positivo y necesario para poder mantener un ritmo productivo y ser eficientes.



Siendo realistas hay muchas estructuras de despacho que dificultan estos periodos de desconexión. Y por otra parte, las nuevas tecnologías facilitan la existencia de prácticas invasivas por los clientes pero en muchas de ellas cuentan con el profesional como cooperador necesario: al dar el número móvil, al atender llamadas de clientes en el móvil mientras estamos en vacaciones, al no ser firmes en nuestra defensa ante terceros de la importancia de que se respeten nuestros tiempos de descanso, entre otros supuestos.

Y es que no debemos dejar a los clientes definir lo que es urgente y necesita de nuestra asistencia sino que somos nosotros quienes debemos mantener el poder de definirlo, con reuniones e información previa con los asuntos para delimitar las situaciones verdaderamente urgentes o estableciendo los adecuados filtros en la estructura del despacho.

Y antes de enfadarte porque alguien no está respetando tu derecho a descanso, recuerda que tú eres quien se lo está permitiendo.


domingo, 30 de julio de 2017

EL PROBLEMA DE LEXNET

Lexnet se ha hecho viral estos días. Por alguna extraña razón, un sistema que estamos sufriendo la mayoría de los abogados (luego explicaré el por qué no todos, que no deja de ser otra parte del problema) desde enero de 2016 y los procuradores unos años más, ha llegado a ser conocido por mucha más gente que no se dedica a la práctica del Derecho.

La detección de un fallo de seguridad en el mismo fue difundida por medios de conunicación y de este modo se tomó conciencia de una parte del problema de lexnet, dado que el problema de Lexnet en sí no es otro que su existencia tal y como ha sido concebido. Algo, que no todos acaban de entender.

Un mes después del comienzo de su uso obligado para los abogados escribí esta entrada donde ya recogía desde la práctica CATORCE sinsentidos de lexnet, no solo no se han solucionado los mismos sino que de ese tiempo a esta parte podría añadir alguno más a la lista. No parece lógico que año y medio después y habiendo enterrado una millonada de euros, dichos problemas persistan, de ahí que el problema es, insisto, de concepto y diseño.

Voy a tratar de resumir algunas cuestiones:

* El sistema falla más que una escopeta de feria, lo cual si fuera una escopeta de feria tira que te va, habrás palmado tres euros. Pero estamos hablando del ejercicio de derechos. De este modo, un ciiudadano puede ser expulsado porque por fallos del sistema no se haya podido presentar a tiempo una medida cautelarisima urgente esa misma mañana.
* El problema de seguridad detectado (era fácil que un usuario pudiera acceder al buzon de otro usuario y de este modo tener conocimiento de la información de los autos judiciales allí existente o incluso suplantar y actuar por el otro) ya se detectó accidentalmente al principio del uso de lexnet. Hubo abogados que accidentalmente y sin saber cómo, accedían a otros buzones. Si esto se sabía y si era tan fácil de detectar, ¿como es que nadie lo detectó y si nadie lo detectó a nadie le importó?
* La brecha de seguridad y por tanto el diseño de Lexnet afecta a aspectos claves de los procesos judiciales y del ejercicio de la abogacía. A saber, entre otros: atenta contra  la privacidad e intimidad de las personas (cualquier usuario puede acceder a esa información de manera indebida) y sobre todo atenta al secreto profesional.
* En mi opinión, como profesionales, no podemos tener términos medios con estas cuestiones que afectan a esos principios del proceso y del ejercicio profesional. Debemos exigir siempre un sistema seguro. No un sistema un poquito seguro, o un poquito mejor que el anterior. No caben términos medios. Y esta es mi discrepancia esencial (entre la pluralidad de las mismas) con la que parece ser la posición del Consejo General de la Abogacía Española.
* El deficiente funcionamiento del sistema se hace evidente cuando detectada la brecha de seguridad se manifiesta que se ha arreglado en pocas horas el jueves, para al día siguiente (viernes) hacer una parada como no se había producido nunca en el momento en que mayor colapso y perjuicio se podía ocasionar a los usuarios. ¿Se debe esta anormal paralización en tiempo, horas en que se produce e inmediatez de la misma con el interés que pareció despertarse en grupos de hackers tras la difusión por medios de comunicación el jueves?
* Un sistema que ha costado más de siete millones de euros, podría estar asociado a la ejecución del sistema con lo que en el sector informático se denominan "cárnicas" mediante subcontrataciones continuas. Una forma más de corrupción y del llamado capitalismo de amiguetes. Como ciudadano pido a los partidos políticos que investiguen las contrataciones y adjudicaciones de Lexnet.
* Me sorprende también que parezca que se quiere minimizar el problema de seguridad hablando de que al fin y al cabo es seguro pues el error de seguridad no puede ser usado por terceros sino por usuarios. ¿Acaso nadie ha pensado en la pluralidad y controversia de intereses de los usuarios? ¿Cómo podemos aceptar como abogados que exista la posibilidad (como parece evidenciarse del error detectado sin que se haya hecho una auditoría que descarte este riesgo) de que un usuario policía pueda acceder a los escritos pidiendo prueba del abogado defensor o al resultado de la citada prueba?
* El sistema ha recibido críticas de todo tipo de usuarios: jueces, secretarios judiciales, funcionarios, abogados, procuradores (de base) y hace unos meses la propia Fiscal General del Estado pidió su inmediata paralización. Si todos los usuarios reproducen las mismas quejas, ¿por qué no se paraliza de inmediato?
* ¿que tipo de proyecto de digitalización de la justicia implica que Lexnet no se use en todo el territorio español?
* Por último y aunque no menos importante, se ha denunciado que el hecho de que Lexnet dependa del ministerio de Justicia y no del Consejo General del Poder judicial atenta contra la independencia del poder judicial. Es cierto, que la división de poderes está en estado crítico en la democracia española y es bastante endeble (poco cotrol parlamentario del ejecutivo y CGPJ politizado en la elección de sus miembros) pero es preciso tener en cuenta y reflexionar, no solo como el Gobierno vía lexnet tiene fácil acceso a todos los procedimientos judiciales sino lo que es menos visible pero más importante, la minería de datos que genera todo ese sistema. Falta una adecuada reflexión sobre esta cuestión.

Hasta aquí una entrada que solo sirve hacer un resumen y centrar el problema de Lexnet.

Respecto a lo que pase mañana, creo que el Ministerio tenía un importante dilema que resolver, las deficiencias no han sido subsanadas (insisto que en mi opinión son estructurales) y ahora la atención mediática hace que no sea tan fácil pasar de puntillas con parches y que solo se quejen los usuarios y no hacerles caso. Si mañana se prorroga la suspensión se evidenciará que el problema es grave y habrá una masa enfurecida de procuradores (mientras el sistema de presentación sigue suspendido los plazos procesales no), mientras que abrir el sistema´sin solucionar los problemas de seguridad habiendo pirañas (crackers) atentos es una decisión muy arriesgada (¿se imaginan un #CatalaLeaks difundiendose jugosos documentos de procedimientos judiciales mediáticos?).


Procuradores el lunes si Lexnet no funciona



Naturalmente lo anterior, son mis conjeturas desde mi intuición. Mañana saldremos de dudas y veremos  el tipo de Ministro que es Rafael Catalá.

Algunas noticias de estos días:



Y aquí un post que explica técnicamente de manera completa y entendible el problema de seguridad de Lexnet, por el amigo Sergio Carrasco


martes, 18 de julio de 2017

¿ESTAMOS ANTE EL PRIMER CASO DE COMMODITY JUDICIAL?

El debate sobre los commodities en los servicios jurídicos no es nuevo. Aquí enlazo una entrada de hace tres años donde se recoge el mismo relacionado con el denominado low cost y la automatización de procesos.

¿Qué es un servicio jurídico commodity? Aquel que se refiere a un servicio genérico y estandarizado con inapreciables diferencias entre ellos y donde no se busca un valor añadido.

De unos meses a esta parte muchos abogados y otros profesionales del derecho nos hemos mostrado contrarios a la creación de unos juzgados especializados en cláusulas abusivas bancarias. Los motivos para su crítica con variados y coincidentes entendiendo que es un sistema innecesario, que va a generar (ya se ha producido en el primer mes de funcionamiento) un colapso y que además es un sistema perjudicial para el consumidor. En esta entrada resumo el por qué pienso esto y hay otros blogs con argumentaciones parecidas.

Esta semana reflexionaba desde una perspectiva distinta y creo que efectivamente estamos ante la primera experiencia de commodity judicial y voy a explicar por qué:

- Se han "creado" juzgados provinciales, uno por cada provincia. Esto reduce el número de juzgados a 51 (si no me equivoco). Un número sensiblemente inferior al total de juzgados de primera instancia con competencias civiles que hay en todo el territorio español.

- Los nuevos juzgados no son tales, sino que a juzgados ya existentes se han adscrito jueces en prácticas recién salidos de la escuela judicial. Con todo el respeto a los mismos, su valor añadido es inferior al de jueces con más años de experiencia

- Los citados jueces en prácticas han recibido un curso homogeneizador de criterios por parte del Consejo General del Poder Judicial, lo cual elimina o suprime las diferencias entre ellos.

- Los jueces en prácticas están en un periodo que es sujeto a evaluación con lo cual se reducen las probabilidades de que un juez que se sabe pendiente de una evaluación por quien le ha sugerido unos criterios homogeneizadores se separe de los mismos.

- Se van a ventilar numerosos procedimientos que corren el riesgo de ser entendidos como muy similares y caer en la tentación de respuestas cuasi automatizadas a los mismos (según información del Tribunal Superior de Justicia de Valencia el juzgado de Valencia encargado de estos temas va a celebrar 60 juicios a la semana).


Con lo anterior podemos hablar de un servicio estandarizado, no diferenciado y de escaso valor añadido, con lo que en mi opinión estariamos ante el primer commodity judicial en nuestro país.

La pregunta que lanzo a continuación es ¿es este el tipo de administracion de justicia que queremos en nuestro país? ¿estamos ante un modelo escalable y trasladable a otras materias o casos? ¿nos acerca a un sistema de resolución automatizada en los juzgados?

¿Qué opinas?